Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 4 de mayo.- Hasta los hospitales llegarán las casillas especiales itinerantes, para que tanto enfermos como familiares, médicos y personal administrativo puedan ejercer su derecho al voto el 1 de julio próximo.

La Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) presentó en sesión extraordinaria el informe de este proyecto, que propone realizar este ejercicio democrático y de inclusión, como prueba piloto, en la Ciudad de México, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los hospitales generales de la Secretaría de Salud, y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El argumento fue que los derechos de las personas que trabajan en los hospitales están en situación de vulnerabilidad, y los pacientes hospitalizados aún más pues tiene comprometida su salud y no pueden salir para ejercer su derecho fundamental a votar.

De ahí que la solución para que estos ciudadanos ejerzan su derecho a votar es la instalación de una casilla especial. Se explicó que como se trata de una prueba piloto no se requieren recursos ni equipamiento adicionales, salvo con los que ya se cuenta.

Se prevé que se lleven hasta las habitaciones de los pacientes las urnas compactas que faciliten su traslado. La prueba piloto contaría con el apoyo del sector Salud y los votos que se emitan de esta nueva modalidad serán contados y validados.

De aprobar esta propuesta, el Consejo General del INE, se instalarían casillas especiales en un hospital público en la modalidad fija e itinerante, para la cual funcionarios electorales recogerán el voto en las habitaciones.

Por