Por JUSTINO MIRANDA

CUERNAVACA, Mor. 1 de Octubre.- A dos años de gobernar Morelos, el perredista Graco Ramírez Garrido Abreu, surgido de la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano, mantiene su señalamiento contra las administraciones anteriores del PAN y del PRI y les atribuye la herencia de la inseguridad pública, la falta de medidas de prevención, la ausencia de políticas de persecución del delito y presuntas irregularidades en las finanzas públicas.

“Los responsables de la seguridad durante 18 años terminaron bajo proceso penal. Un gobernador fue destituido por juicio político e inhabilitado a ocupar un cargo público por 14 años. Hace días fue sentenciado quien fuera el responsable principal de la Seguridad Pública de los últimos dos gobiernos. Morelos fue conocido nacional e internacionalmente por los jefes de cárteles que aquí se instalaron y la impunidad que se les otorgó”, dijo en su segundo informe de gobierno.

En su discurso el gobernador sostuvo que como resultado de los gobiernos priistas y panistas, las escenas de crímenes y la violencia ubicaron a Morelos en la nota roja. Otra consecuencia fue el retiro de los turistas, artistas y empresarios, además la inseguridad y la angustia se apoderaron del estado, haciendo olvidar las cosas buenas de Morelos, cita el gobernador.

Como parte de su discurso escrito, el gobernador afirmó que al inicio de esta administración la fuerza pública se depositaba en 700 elementos con salarios y capacitación ínfima; “además varios mandos, lamentablemente, vinculados a la delincuencia”.

Por eso, dijo, se diseñó una “inteligencia operativa”, cuya estrategia central fue conformar una policía coordinada bajo un Mando Único. En la cualidad 24 municipios, que representan el 90% de la población, han decidido integrarse al modelo del Mando Único. En una sola estrategia por regiones y cuadrantes.

El gobernador aseguró que los salarios de los policías pasaron de 3 mil  a 13 mil pesos para los policías acreditados y certificados.

En su informe anunció que el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Coordinación, C5, ubicado en el municipio de Emiliano Zapata iniciará operaciones en noviembre.

“Se trata del centro de video vigilancia más moderno del país, con 1,200 cámaras conectadas a lo largo del territorio de Morelos. Se tendrá vigilancia permanente para el desarrollo de la inteligencia y la investigación criminal que permitirá la respuesta inmediata del mando único. La tecnología de punta con la que está equipado permitirá leer placas de vehículos con reporte de robo. Se trata de una inversión de 1,200 millones de pesos que nos permitirá abatir el 30% de la actividad delictiva”, presumió el gobernador.

Graco Ramírez concluyó que en los delitos de alto impacto se ha logrado una tendencia estable a la baja a partir de septiembre de 2012. De octubre de 2012 a agosto 2014 fueron detenidos 358 delincuentes que operaban en 74 células y conformaban 28 bandas de secuestradores.

Foto: Tony Rivera / ciudadanosMX

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo