Por Leticia Villaseñor

Jojutla, Mor., 15 de enero.- El primer cuadro de la ciudad de Jojutla se verá libre del escombro que dejaron las demoliciones de construcciones afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre, en un lapso de unos 10 días, informó el edil de dicho municipio Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, quien lamentó que a cuatro meses de la tragedia “se cumple lo vaticinado y sólo el municipio debe hacer frente a las consecuencias de la desgracia”.

La federación, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no terminó con esta labor a pesar de estar presupuestada en el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), reveló el alcalde.

No vamos a esperar a que venga la ayuda, yo tengo los reclamos, las necesidades de la ciudadanía todos los días, explicó Sotelo Martínez, por lo que hizo un llamado tanto a empresarios como a la ciudadanía a sumarse a esta jornada.

El presidente municipal dijo desconocer las causas por las que la dependencia federal no terminó la labro, dijo incluso que las empresas que contrató la Secretaría adujeron que se cumplió la meta que les impuso Sedatu y por ello se retiraron.

El edil pidió a la sociedad sacar su escombro a la calle para que los camiones de volteo puedan recogerlo sin mayor contratiempo, también pidió “manos” y herramientas para que puedan coadyuvar a su levantamiento, pues solo hay una pequeña “mano de chango” para lograr la remoción de unos 6 mil 200 metros cúbicos que serán depositados en el tiradero del poblado de Santa Rosa Treinta, espacio autorizado para ello.

Fueron siete empresas las que atendieron la solicitud con 10 camiones de volteo, a las que el ayuntamiento les pagará el diesel y alguna refacción si es necesaria en el lapso programado, que significará un gasto de medio millón de pesos debido, expresó Sotelo Martínez, que no están captando ingresos al acordar que ante la tragedia, no se cobran ni licencias de demolición ni predial entre otros rubros.

El inicio de la jornada es el bulevar 18 de Marzo y las calles aledañas a este a fin de que la circulación se restablezca al 100 por ciento. Alfonso de Jesús lamentó que en las calles no sólo haya escombro sino también basura por lo que pidió a los ciudadanos que una vez removidos los escombros no dejen ni basura ni material de construcción sobre banquetas ni calles.

Demolición sin concluir

El sismo del pasado 19 de septiembre dejó afectaciones en unas 2 mil construcciones y derribó alrededor de 300. El ayuntamiento pidió el apoyo tanto de la federación como del gobierno del estado para el derribo de las construcciones, la respuesta fue favorable en el caso de la federación no así en el caso del Ejecutivo estatal, que, a decir de las autoridades municipales, sólo acudió a derribar la terminal de autobuses Pullman de Morelos y retiró las tres maquinarias que llevó.

A cuatro meses del terremoto, la demolición aún no concluye ya que a decir del edil faltan unas 200 casas por derribar. “Ahí sí nos declaramos incompetentes, no tenemos la infraestructura para hacerlo, por eso pedimos al gobierno del estado interceda ante la federación para que Sedatu dé fecha para el término de estas acciones y en consecuencia, nosotros levantemos el escombro”, señaló.

Alfonso de Jesús lamentó que tal como lo vaticinó, luego de la respuesta inmediata tanto de autoridades como de sociedad, desde hace dos meses el apoyo menguó hasta prácticamente desaparecer, pero aclaró que las cosas no están para pelear sino para buscar ayuda.

El presidente municipal aclaró además que la calle Constitución del 57, donde se centraba el mayor número de comercios y que fue una de las más afectadas, no será abierta hasta que el gobierno estatal intervenga en drenaje, alumbrado y agua pública como lo prometió el mandatario Graco Ramírez.

Adelantó que existe una minuta de trabajo en la que se comprometió a iniciar estas labores, por 200 millones de pesos, que darán inicio en las siguientes semanas y que incluyen la explanada del zócalo, la alameda, la iglesia de la colonia Emiliano zapata, la unidad habitacional del Higuerón y el puente de los suspiros, para que concluyan antes de la época de lluvias que inicia en mayo.

Por