Llevan a Tepic a líder de la cárcel de Atlacholoaya

Por Oswald Alonso

CUERNAVACA, Mor., 21.- La Policía Federal trasladó este domingo por la mañana a Jacobo González, autonombrado líder del Centro de Reinserción  Social de Atlacholoaya, al centro federal de alta seguridad de Tepic, Nayarit.

En un numeroso operativo de la policía, esta mañana elementos de las fuerzas federales ingresaron al penal. Sacaron a tres reos, uno de ellos Jacobo González alias “El Chaparro”, procesado por delitos contra la salud.

En los expedientes de Reinserción Social se dice que el reo es integrante de la organización delictiva Guerreros Unidos, grupo que dirigió en su momento Édgar Valdez Villareal  alias “La Barbi”, a la muerte de Arturo Beltrán Leyva.

El traslado ocurre a solicitud del gobierno estatal luego de que el pasado  26 de junio fue arrojada una cabeza humana a unos metros de la entrada al penal de Atlacholoaya; también dejaron un mensaje en el que Jacobo  presumía ser el “dueño” de la cárcel.

Días después, el ex juez Jesús Valencia Valencia fue removido de la Coordinación de la Unidad de Reinserción Social ante el señalamiento de haber sido incapaz de controlar a los internos y custodios. Durante los últimos operativos de  revisión fueron encontrados televisores de alta definición, animales exóticos, bebidas embriagantes, equipos de sonido y celulares.

Parte de la crisis que vive el área de reinserción social se vio reflejada el pasado dos de julio cuando reos que pelean el control del penal de Atlacholoaya se enfrentaron a golpes. Los reportes policiales indicaron que el grupo del preso Jacobo González intentó ingresar a la zona de procesados para asesinar a quien le disputaba el control de nombre  José “El Güero”, quien se encontraba en la celda número dos.

El grupo, de 100 reos, se habría armado con palos y armas punzo cortantes para entrar al área de procesados y enfrentarse con el grupo que protegía a “El Güero”,  con quien disputaba Jacobo el liderazgo en la cárcel.

En la pelea habrían resultado seis lesionados aunque el gobierno desmintió la versión pero sí reconoció la riña. El enfrentamiento se dio dos días después de la salida de Jesús Valencia Valencia, y la llegada de Lucio Hernández Gutiérrez, ex director del reclusorio varonil en la Ciudad de México.

Lucio, inmediatamente después de asumir el cargo dijo no temer a las amenazas pues había tratado con los peores criminales de México.

“Me he enfrentado con los perores narcotraficantes del país, pónganle el nombre que ustedes quieran, en la experiencia que tenemos en diferentes cárceles, y nunca hemos trabajado con el mínimo de los temores.

“Traté a muchos, conocí a todos (narcotraficantes), he sufrido atentados pero no me han ‘abierto’ de este trabajo”, retó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.