En el estadio que lo vió crecer, el «Isidro Gil Tapia» de la Unidad Deportiva de Cuautla, con porras y al son del mariachi, el presidente municipal, Rodrigo Arredondo y la titular del SMDIF, Araceli García Garnica, recibieron al subcampeón en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, Luis Antonio Avilés Ferreiro. Con la emoción a flor de piel el atleta reconoció que los sueños se cumplen, “si crees y luchas por ellos”.

El presidente de Cuautla, Rodrigo Arredondo, la cancha de tartán del estadio, compartió con el atleta de alto rendimiento, que para promover el deporte e incitar a los más jóvenes a practicarlo se esta realizando una remodelación integral en el centro deportivo, que implica una inversión superior a los 25 millones de pesos.

Reconoció, el mandatario municipal que, deportistas como Luis Antonio Avilés Ferreiro, son un lujo para la ciudad, sobre todo por que se vuelven un ejemplo para la niñez y la juventud. “Y les queda claro que se tiene que luchar día a día por ser mejores y a no rendirse ante las adversidades”, por lo que mostro su total apoyo para los deportistas.

El atleta también conocido como el Flash de Cuautla, grabó su nombre en el libro de hazañas del deporte mexicano, al ganar medalla de plata en los 400 metros planos con tiempo de 45.97 segundos, siendo el mejor resultado para México en dicha prueba individual dentro de unos Panamericanos y se consagró como subcampeón de América en el relevo 4×400 con sus compatriotas Guillermo Campos, Edgar Isaac Ramírez y Valente Mendoza. Esta es la primera vez que un equipo mexicano sube al podio continental en esta prueba.

Al ser un ejemplo para chicos y grandes, Luis Antonio Avilés Ferreiro, fue aplaudido por el club de atletas Corebo y por el entrenador Carlos Ortega, quien en su infancia también se dedicó a practicar con el subcampeón.

Por