Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 30 de enero.- “La demanda por abuso de confianza contra Alejandro Vera no fue asunto personal ni político, se debió a que no dio en tiempo y forma las cuotas sindicales que adeudaba”, declaró Virginia Paz Morales, secretaria general del Sindicato de trabajadores Administrativos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

La líder gremial no esclareció los motivos por los que el Comité Ejecutivo Central y los delegados otorgaron el perdón al exrector pero hizo hincapié que no fue por cuestiones personales ni negociación política.

Alejandro Vera fue denunciado por abuso de  confianza en septiembre pasado. Una semana atrás, fue detenido en un restaurante de Cuernavaca, llevado a Atlacholoaya y posteriormente se le decretó un arresto domiciliario. El domingo pasado se realizó la audiencia de sobreseimiento al otorgarle el perdón, sin dar razones de ello.

 

Sólo un semestre con recursos

Virginia Paz se reunió este día con el secretario de Gobierno Ángel Colín López debido a la grave situación financiera por la que atraviesa la máxima casa de estudios, que, a decir de la secretaria general, en junio próximo podría quedarse sin recursos para operar.

“La preocupación que tienen los trabajadores por el déficit de la Universidad es porque no les han hecho ninguna propuesta u ofrecimiento desde la institución, la base pide 450 pesos mensuales adicionales”, detalló.

El actual rector, Gustavo Urquiza Beltrán adelantó que han ofrecido a los sindicalizados administrativos un incremento del 3.4% salarial, a fin de evitar el paro de labores programado para el 1 de febrero próximo, mismo ofrecimiento que hará en breve a los académicos.

Sin definir si el aumento fue aceptado, Urquiza Beltrán confió en que los gremios universitarios se adapten a la situación económica de la Universidad ya que el rescate financiero -de 800 millones de pesos-, por parte de la federación no se ha consolidado.

Por