«No orille a la violencia», dicen activistas a gobierno federal‏

JUSTINO MIRANDA

CUERNAVACA, Mor.- “Le pedimos al Estado no orille a la violencia. Queremos paz, seguridad y justicia”, advirtió José Alcaraz García, vocero del movimiento “#43X43 Ni un desparecido mas”, al reiniciar su marcha rumbo a la Ciudad de México para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes normalistas.

Su férrea actitud fue secundada por el representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), José Martínez Cruz.

«Hoy lo que presenciamos en el país es una insurrección pacífica porque hay una indignación ante por los mas de 150 mil asesinados, más de 27 mil desaparecidos. Aquí se inició una gran marcha hasta Ciudad Juárez, epicentro del dolor. En ese tiempo dijimos eran 40 mil muertos y ahora estamos presenciado feminicidios, desapariciones, asesinatos de migrantes y violencia institucional», dijo.

Para Martínez Cruz, cuya organización marcha todos los días en Cuernavaca en demanda de la aparición de los estudiantes normalistas, lo que sucedió con los estudiantes es culpa del gobierno federal por su insistencia de aplicar una política de corte neoliberal y privatizadora en contra de las escuelas normales.

José Alcaraz García, vocero del movimiento “#43X43 Ni un desaparecido mas» dijo que la caminata por la paz, seguridad y la justicia responde al hartazgo de pueblo y al clamo de indignación generalizado, pero todavía la gente «tiene miedo de expresarse, de salir».

Su travesía, dijo , ya suma 120 kilómetros de caminata y ofrecieron la marcha convencidos de que se debe hacer algo frente al clima de violencia. Lo que sigue, sugirió, es convocar a una articulación social para que no se realicen mas caminatas y expresiones de hartazgo.

Carlos Pérez Ventura, también integrantes del movimiento civil, dijo que adicional a la presentación con vida de los jóvenes desaparecidos, las autoridades deben aclarar a quienes corresponden los cadáveres encontrados en las fosas. Ellos tienen nombre y apellido y sus familiares viven en la zozobra.

El problema no es de Iguala, Guerrero. No ganamos nada con la salida de Ángel Aguirre si no demostramos que estamos dispuestos a unirnos. Aquí estamos reunidas diferentes expresiones.

Claro que somos distintos pero nos une algo que se llama México, que es el futuro de nuestros hijos y por eso decimos ya basta y por eso exigimos que las autoridades se pongan a trabajar», afirmó.

Foto: Iván García  Jaimes / ciudadanos.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo