Piden castigar a Alfonso Miranda por derribar presidencia

Por Oswald Alonso

Cuernavaca, Mor., 14 de octubre.- El derribo de la presidencia municipal de Amacuzac, en noviembre de 2012, por órdenes del entonces presidente municipal Alfonso Miranda Gallegos, tiene que denunciarse ante las instancias legales para que los culpables sean castigados, así lo propuso el legislador del Partido Humanista, Jesús Escamilla, frente a habitantes de ese municipio que exigieron  la construcción de un nuevo inmueble.

Los habitantes del municipio de Amacuzac, colindante con la zona norte del estado de Guerrero, encabezados por el edil electo Jorge Miranda (sobrino de Alfonso Miranda Gallegos), arribaron a la sede del Poder Legislativo donde se desarrollaba la sesión. Ahí exigieron a los diputados su gestión para un nuevo “Palacio Municipal”.

En el pleno, el diputado del Partido Nueva Alianza (Panal), Julio Espín propuso un punto de acuerdo para que en el presupuesto del próximo año sean etiquetados recursos  suficientes para la construcción de un nuevo edificio.

Julio Espín  explicó que Amacuzac es el único municipio sin edificio municipal porque el entonces edil del Partido del Trabajo, de manera irresponsable ordenó su derribo sin contar con recursos y un proyecto ejecutivo para un nuevo edifico.

Luego vino la administración del edil  Noé Reynoso, quien rentó un inmueble para despachar desde ahí pero a últimas fechas anunciaron que por falta de recursos públicos, entregarán la casa para mudarse a las instalaciones del DIF municipal.

“Se trata de un hecho inédito que la próxima administración (Jorge Miranda del PRI), no tenga donde atender a los ciudadanos, un nuevo Palacio Municipal es un reclamo social”, afirmó el diputado local.

La mayoría de los diputados locales aprobaron exhortar al gobernador Graco Ramírez y a la Comisión Legislativa de Hacienda, etiquetar en el presupuesto 2016 una partida económica para construir un edificio, cuyo proyecto ejecutivo, explicó el diputado,  ya fue entregado al gobernador.

El legislador lamentó que no exista presidencia por un problema político entre el expresidente Alfonso Miranda Gallegos (diputado de la pasada legislatura) con el edil depuesto Noé Reynoso Cervantes.

Para el legislador Jesús Escamilla es necesario que el edil entrante proceda legalmente contra su tío y los regidores que permitieron el derribo, y sean castigados conforme a la ley.

“No son los dueños de municipio ni de los inmuebles del ayuntamiento, tienen que pagar por el error que cometieron”, dijo el diputado del PH.

Alfonso Miranda es el diputado de la pasada legislatura señalado por el gobierno del estado de estar vinculado a la organización criminal “Los Rojos”, banda que pelea el control de la franja fronteriza con Guerrero a “Guerreros Unidos”, la otra organización delictiva a la que presuntamente protegió el edil depuesto de Amacuzac, Noé Reynoso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo