Foto: Tony Rivera/CiudadanosMx

Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 22 de febrero.- La breve presentación del legendario grupo rockero del TRI en la Plaza de Armas en esta ciudad, provocó un conflicto  entre los organizadores, comunicadores y usuarios de redes sociales, por la supuesta negativa del ayuntamiento capitalino que encabeza Cuauhtémoc Blanco Bravo de facilitar el Jardín Juárez para su presentación.

Durante el homenaje organizado por el club de fans “Esclavos de la música”, Embajadores de la prevención y las organizaciones JCI Elite Morelos, Roberto Pérez, integrante de esta última organización dijo “sólo falta darle las gracias a Ángel Colín, secretario de Gobierno, por facilitar esta bella explanada y poder desarrollar este evento con calma y tranquilidad, ya que el espacio del quiosco –ubicado en el Jardín Juárez, aun costado de la Plaza de Armas-, no  nos lo quisieron prestar”.

El reclamo no pasó desapercibido por los medios de comunicación, quienes reprodujeron el mensaje.

Fue hasta esta mañana que hubo respuesta por parte de otro de los organizadores, Osiris Reyes Cortes, colaborador externo de la Dirección del Deporte municipal, quien aseguró a través de la red social Facebook “nunca solicitamos el kiosko (sic). Si tienes un documento muéstralo. Esto no fue acto político fue sociedad organizada”, en respuesta a un mensaje en el muro del comunicador Eolo Pacheco, quien difundió que el Cuauh negó dicho permiso.

Sin embargo, Reyes Cortes estuvo sobre el escenario cuando Roberto Pérez hizo el reclamo, sin que emitiera comentario alguno al respecto para “desmentir” al otro organizador del evento, y el reclamo sólo se hizo de manera pública al comunicador Pacheco.

Los usuarios de las redes sociales manifestaron su descontento contra la administración de  Cuauhtémoc Blanco, al dar por hecho la negativa e “inundaron” la red con comentarios que alcanzaron hasta la administración estatal, quien sí otorgó el permiso para la presentación del TRI en la plaza mayor del estado.

La fanaticada también recriminó a los organizadores la poca difusión del evento, pero allegados al acto comentaron que fue el propio Lora quien pidió que no se difundiera masivamente para evitar que se saliera de control ya que fue de manera gratuita.

Hasta el cierre de la edición, el ayuntamiento de Blanco Bravo no emitió comunicado alguno para esclarecer la situación del permiso presuntamente negado.

Por