Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 31 de enero.- Los grandes enemigos a vencer en la próxima contienda electoral serán la innegable popularidad de Cuauhtémoc Blanco y el gran saco de dinero de Rodrigo Gayosso, expresó el exrector de a UAEM Alejandro Vera Jiménez, tras hacer público su registro como aspirante a la gubernatura de Morelos por el Partido Humanista.

 

Con el memorial de víctimas de fondo, Vera Jiménez dio una rueda de prensa en la que expuso las causas para ir por la contienda electoral a la gubernatura como ciudadano por dicho instituto político cuyo Consejo deberá aprobar su registro, a más tardar a mediados del mes de febrero.

 

Durante su extenso discurso, recordó las causas sociales que encabezado como uno de los principales detractores del gobierno actual lo que le trajo, en consecuencia, las denuncias en su contra al estar al frente de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, desde donde inició o se adhirió a los luchadores sociales que hoy, afirmó, son quienes impulsan su candidatura.

 

Vera Jiménez lamentó que los grandes enemigos a vencer, más allá de los candidatos, sean las estrategias que usan para llegar al poder. Sobre el actual edil de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, señaló que su popularidad nacional e internacional es la carta fuerte de la coalición Morena-PES-PT, no así su estrategia política para dirigir la entidad.

En cuanto al hijastro del gobernador Graco Ramírez, expuso que Rodrigo Gayosso Cepeda (PRD-PSD) tiene un gran “saco de dinero” para comprar conciencias a voluntad, como lo hizo, abundó, durante su gestión al frente de la dirigencia estatal del sol azteca.

“Qué pena, no quiero pensar que el enemigo a vencer es la popularidad sino la razón, hemos vulgarizado mucho la política, nos valemos de una mercadotecnia para generar impacto pero en estos tiempos de crisis lo que vale es el discurso y la capacidad de comunicar y de sumar a las voluntades”, señaló.

En torno a las manifestaciones públicas hechas por el propio Gayosso y la actual dirigente de su partido, Hortencia Figueroa Peralta, quienes condenaron el actuar del fiscal Anticorrupción, Juan Salazar Núñez, presente durante la detención del exrector por una denuncia de abuso de confianza interpuesta ante esa instancia por el Sindicato de Trabajadores Administrativos de la UAEM, manifestó su total desconfianza y se deslindó de ambos personajes así como del propio partido.

“Es otra de sus artimañas para dar la apariencia que yo negocié con Rodrigo o con el partido, de ninguna manera, me deslindo totalmente de ellos, en mí tienen un candidato que no vende causas y que dará la pelea a muerte”, afirmó.

El fiscal Juan Salazar fue impuesto por la bancada perredista en la anterior legislatura, a pesar de su cercanía con el actual gobernador al ser su consejero jurídico.

Asimismo, dijo que fue amenazado para no participar en el actual proceso electoral, ya enfrenté tres procesos que están inconclusos, detalló, pero tengo pendientes otros ocho, pero hasta el momento mis derechos electorales están resguardados.

Sobre otra posible detención por los procesos abiertos en sui contra, Vera Jiménez retó a sus adversarios políticos, “quiero ver que se atrevan a arrebatarles su candidato a los pueblos originarios, a las comunidades, a las colonias marginadas, ellos son ahora mi resguardo. Llevo seis años enfrentando una campaña de desprestigio, de acoso por parte del gobierno estatal”, acusó.

Cuestionado sobre las posibilidades electorales para que asuma el cargo, Vera Jiménez comentó que se realizaron algunas encuestas donde lo incluyeron, con y sin partido, y logró al menos 12 puntos de preferencia, indicadores que aseguró podrá remontar.

En torno al registro de varios de sus aliados políticos que se registraron por la coalición que encabeza Morena, como el propio Cuauh, Gerardo Becerra que aspira a ser el sucesor de Blanco Bravo, e integrantes de las barras de abogados, Alejandro Vera dijo estar consciente de lo que debe afrontar pero aseguró que no lo hará en solitario sino al frente de un movimiento a la acción colectiva “por un Morelos con rectoría humanista”, finalizó.

Por