Redacción SL

Cuernavaca, Mor.- El presidente municipal de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado confirmó que había un dictamen de Protección Civil para que no se utilizara el puente colgante del Paseo Ribereño «Alfonso Sandoval Camuñas», por lo que será la Fiscalía Anticorrupción la que determine si hubo negligencia, falta de mantenimiento o si fue el peso lo que provocó la caída y dejó una veintena de lesionados.

En entrevista afuera del hospital donde se atendieron a las personas heridas, dijo que este espacio no iba a ser inaugurado sino que se realizó un recorrido para divulgar las imágenes y darlo a conocer como un atractivo más de Cuernavaca.

«Hubo un momento en que este puente estuvo cerrado y fue Protección Civil quien emitió un dictamen que no se podía utilizar, las tablas del piso del puente son nuevas y de buen grosor, por eso tenemos que valorar los aspectos técnicos para saber si hubo negligencia o falta de mantenimiento y la fiscalía va a determinar las responsabilidades o si fue por el peso que provocó esta caída», puntualizó Urióstegui Salgado.

De igual manera destacó que fue la pasada administración que encabezó Antonio Villalobos Adán la que realizó los trabajos de rehabilitación con recursos del Fidecom.

Dijo que en este momento no le preocupa el deslinde de responsabilidad, porque le ocupa y preocupa la salud de los heridos.

Recalcó que pedirá a la Fiscalía Anticorrupción realice una investigación a fondo para determinar si fue imprudencia o negligencia, mientras tanto el Paseo Ribereño permanecerá cerrado.

“Vamos a trabajar de manera rápida en su reforzamiento, porque cerrarlo definidamente no sería factible”, apuntó. 

Por