Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 1 de diciembre.- Ante la falta de condiciones para implementar el Alcoholímetro en Cuernavaca, los operativos de revisión podrían llevarse a cabo en enero próximo, en tanto el ayuntamiento dialoga con las asociaciones de discotequeros y empresarios, informó el regidor por el Partido Acción Nacional (PAN), Jorge Pallares Morales.

Dijo que desde abril los integrantes del cabildo aprobaron los puntos de alcoholimetría y posteriormente sostuvieron ocho mesas de trabajo junto con la regiduría de Derechos Humanos y personal de la máxima casa de estudios, en esas mesas plantearon los protocolos adecuados para la implementación del alcoholímetro pero como regidores solo presentaron propuestas y los ejecutores son los secretarios Turismo, Obras Públicas y Tesorería municipal.

Aseguró que en ningún momento hicieron revisiones al proyecto porque la última reunión que sostuvieron fue en junio, cinco meses antes de que entró en vigor y a la fecha no fueron convocados por la presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Gudelia Colín Moreno, quien además ha negado ofrecer declaraciones sobre el tema.

El regidor de Comunicación y Relaciones Públicas, adelantó que en próximos días propondrá al Cabildo al comandante Marco Antonio Olmos, como coordinador de los trabajos, porque dijo, tiene experiencia en el tema luego de participar en el municipio de Jiutepec.

Pallares Morales refirió que los trabajos en el sector uno ubicado junto al mercado Adolfo López Mateos, están próximos a terminar, aseguró en una semana más, posiblemente, el proyecto esté integrado al 100 por ciento con la contratación de un médico legista.

La implementación del alcoholímetro estaba programado para el pasado 24 de noviembre sin embargo ante las malas condiciones en las se encuentra el sector uno, y la recomendación que emitió la Comisión de Derechos Humanos (CDH) Morelos para atender las instalaciones, el ayuntamiento suspendió los operativos de revisión.

Las personas que comentan la infracción de conducir en estado de ebriedad se harán acreedoras a multas cuyos montos van desde los 4 mil 152 pesos y a quien sorprendan ingiriendo bebidas alcohólicas dentro de un vehículo se aplicará una multa de mil 132 pesos, con remisión al Juez cívico y el vehículo al corralón.

Por