Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor. , 9 de abril.- A unas horas de la visita del candidato presidencial del PRI-PVEM-PNA, José Antonio Meade, militantes inconformes con su candidato a la gubernatura Jorge Meade Ocaranza, renunciaron al PRI para incorporarse a la campaña de Rodrigo Gayosso, abanderado de la coalición «Juntos por Morelos», formada por el PRD-PSD.

El comité estatal minimizó la salida de sus líderes mientras que Jorge Meade dijo de manera escueta que valoraban la deserción de militantes del tricolor.

En un restaurante de la capital Rodrigo Gayosso anunció la integración del exdiputado local del PRI, Andrés González García, ex secretario de Finanzas del Comité Directivo Estatal del PRI, ligado al grupo de la excandidata  a la gubernatura Maricela Sánchez Cortés. También se incorporó el exdiputado Delfino Toledano Alfaro, exdirigente estatal de la CNC, quien será candidato a primer regidor por el PSD en Yautepec.

“Sigue siendo el mismo (Jorge Meade) el que se formó en la universidad, empezando porque miente al decir que es de Morelos y no, todos sabemos que no es de aquí, su conducta y forma de hacerlo. En una revisión de lo que aspiro para Morelos veo que el mejor proyecto es Rodrigo Gayosso”, dijo Andrés González.

Al proyecto de “Juntos por Morelos” también se sumó Romualdo Salgado Valle, dos veces regidor en Cuernavaca por el PRI. En su caso dijo que su renuncia al Revolucionario Institucional se da en automático al formar parte de la fórmula de Cuernavaca como primer regidor por el PRD.

La lista de líderes  que dejan al PRI la integran también Víctor Hugo Gutiérrez Islas y María Sánchez Salvador del municipio de Axochiapan; en Cuernavaca Slendy Miranda Rodríguez y Amalia Fernanda Celis Bolaños, esta última ayudante municipal con licencia de Chapultepec. Víctor García Rabadán, Claudia Susana Pantaleón Martínez e  Ignacio Martínez Ríos todos de Emiliano Zapata; del municipio de Jiutepec salieron José Valladares y Karen Medina Viveros, y de Jojutla Ulises Roldán Mondragón.

La deserción de militantes del tricolor fue minimizada por el presidente estatal del PRI, Alberto Martínez González y acusó que quienes abandonaron el partido para irse con el candidato de la coalición PRD-PSD, fue porque no tuvieron el respaldo social para alcanzar una candidatura, a pesar de la promesa expresa, dijo, de que su comportamiento sería institucional.

“De nuevo el PRD y su militancia abrió la chequera para comprar voluntades, en el partido no demostraron el arrase que dicen tener, de 30 mil militantes que se irán con ellos. Lo que sí vimos es que en el PRD obtuvieron de inmediato su candidatura para diputaciones”, señaló.

Martínez González incluso festejó la salida de los militantes “inconformes” al asegurar que de quedarse provocarían división al interior del partido, acciones que por casi dos décadas ha padecido el tricolor sin poder revertirlas.

El PRI ha sufrido diversos episodios de rompimiento desde la designación de Jorge Meade Ocaranza como candidato a gobernador, lo que causó un rompimiento con el Partido Verde Ecologista.

Incluso su dirigente protagonizó un desaguisado en plena reunión con delegados por las presuntas imposiciones de candidatos y amenazó con dejar la dirigencia. La semana pasada, Maricela Velázquez Sánchez, secretaria general del PRI estatal,  hizo un amago similar al no aparecer en la fórmula de candidaturas plurinominales, ya que ésta fue asignada a la diputada federal Rosalina Mazari Espín.

Por