Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 1 de agosto.- No hay consecuencias directas en este momento en el Estado de Morelos tras el enfrentamiento en Guerrero donde presuntamente fue abatido Juan Castillo Gómez “El Teniente”, considerado como la mano derecha del líder de Los Rojos, Santiago Mazarí Hernández, “El Carrete”, de quien dijo no puede confirmar su muerte.

José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina de la Gubernatura, pidió a la población en la entidad mantener la calma y aseveró que de acuerdo con los informes de inteligencia tanto federales como de la entidad vecina, no hay riesgo inminente en Morelos de ataques como “revancha”.

Sanz Rivera se refirió a los hechos ocurridos el pasado fin de semana del cual habitantes de Corral de Piedra, zona serrana del municipio de Leonardo Bravo, Guerrero, denunciaron a través de redes sociales los enfrentamientos entre presuntos grupos delincuenciales, cuyo cruce de disparos de armas de fuego se extendieron hasta la mañana del martes.

Ese fin de semana se registraron varios asesinatos donde los responsables dejaron mantas y mensajes en cartulinas donde “revelaban” la ubicación del “Carrete”.

El portal de Proceso dio a conocer la presunta muerte de “El Teniente” y diversos medios locales de Guerrero y Morelos difundieron que Mazarí Hernández fue herido pero pudo darse a la fuga.

A pesar de que el líder de la célula criminal de Los Rojos es considerado uno de los delincuentes más buscados en el país, Sanz Rivera declaró que la Guardia Nacional, presente en el estado desde hace un mes, no resguarda la frontera sur, zona donde el delincuente estableció sus fuerzas y base de operación desde más de una década atrás.

Por