*El temblor provocó crisis nerviosas en habitantes de Jojutla y Zacatepec.

Justino Miranda
El sismo de 5.7 grados de intensidad, con epicentro en Chiautla de Tapia, Puebla, regresó a la memoria la catástrofe que vivieron los morelenses en 2017 por la fuerza con que se sintió este temblor, principalmente en municipios de la zona sur del estado.

El coordinador estatal de Protección Civil, Víctor Mercado Salcedo Salcedo informó que, continuaban con el monitoreo con las direcciones de Protección Municipal para conocer detalles del impacto en las regiones del estado, y hasta las 14:30 no había reportes de daños provocados por el movimiento telúrico.

En municipios de Tlaltizapan, Zacatepec y Jojutla, las autoridades reportaron algunos casos de crisis nerviosas, principalmente en habitantes del municipio de Jojutla, cuya demarcación sufrió los mayores daños en 2017.

Además el temor invadió a los pueblos de esa zona porque el municipio de Chiautla se comunica en línea recta con el municipio morelense de Axochiapan, Morelos, epicentro del sismo de 2017.
En Cuernavaca fueron evacuados los edificios públicos como el palacio de Gobierno, el Tribunal Superior de Justicia y el Congreso de Morelos, donde los trabajadores siguieron los protocolos.

Por