Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor. 11 de noviembre.— Yecapixtla, la tierra de la cecina, entró a la disputa por los cárteles de la droga y desde 2009 hasta septiembre pasado registró 3 mil 2 denuncias por distintos delitos como secuestro, extorsión, robo a casa habitación y abigeato.

La espiral de los delitos de alto impacto alcanzó su cúspide en esta administración con el empresario Refugio Amaro Luna, surgido del PVEM, porque de los 462 delitos cometidos en esa demarcación en 2012 la cifra creció a 630 denuncias en 2013, de acuerdo con datos oficiales.

Empresarios, productores y ganaderos acusan que la creciente delictiva en este municipio tiene rostro oficial. Culpan al edil Cuco, como lo conocen, y su amigo el diputado Ángel García.

Los dos figuran en órdenes de investigación por parte de la delegación de la PGR-Morelos, por presunta protección al crimen organizado. Justo en su zona de influencia hay testimonios de empresarios y ganaderos que, bajo la condición del anonimato, dan cuenta del involucramiento de la pareja “Verde” en delitos de extorsión y robo de vehículo con y sin violencia.

De hecho, los delitos que crecieron en 2013, primer año de gobierno de Amaro Luna, fueron extorsión, robo a casa habitación sin violencia, robo de vehículos con violencia, homicidio, robo de vehículos sin violencia, abigeato, robo a transeúntes, robo a vehículo repartidor, robo a negocio sin violencia, privación ilegal de la libertad, robo a casa con violencia y secuestro.

La incidencia delictiva comenzó a bajar en lo que va de este año, luego de que la Comisión Estatal de Seguridad Pública arrebató al edil el control de la Policía Preventiva. Hasta septiembre pasado Yecapixtla registraba 467 delitos, casi el mismo número que tenía cuando llegó Cuco.

Las víctimas de robo de autos dicen que han recuperado sus vehículos mediante la “ayuda” de “autoridades” de primer nivel de Yecapixtla. “Todo depende del alcalde o sus colaboradores. Algunos nos llaman y nos dicen ‘ya estuvo’, ‘quieren 30 mil pesos para devolverte tu camioneta’. Muchos lo hacen para tener otra vez sus carros y camionetas”, exponen.

El temor de los habitantes de Yecapixtla dicen que está fundado porque a principios de 1999 el Ministerio Público consignó a Refugio Amaro por el delito de posesión de autopartes de vehículos con reporte de robo, localizados en uno de sus deshuesaderos.

Los antecedentes policiales indican que dos de esos vehículos tenían registro de robo en Jalisco y Tamaulipas, el resto en estados del centro del país.

La carpeta de investigación cita que el empresario fue puesto a disposición del juzgado primero de lo penal con sede en Cuautla, cuyo titular Ángel Martín Carbajal le concedió la libertad bajo el argumento de que los registros de robo “no tenían copias certificadas”.

Días después renunció a su cargo el subprocurador de Justicia de la zona oriente, David Vargas Téllez, aparentemente por la inconformidad del caso y por la velada complicidad del juez con actos irregulares.

Un dato que soporta la acusación contra el edil Amaro es que en Yecapixtla se ubica la comunidad del municipio de Ocuituco, considerada por las autoridades estatales como el principal refugio de los roba autos y del desmantelamiento de las unidades.

Indagatorias federales y estatales que sitúan a los cárteles de Sinaloa, La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios, los Beltrán Leyva, Guerreros Unidos y Los Rojos en la disputa de los municipios del oriente del estado con alcance en la parte norte donde se encuentra Yecapixtla.

“Somos varios productores, ganaderos, empresarios de la cecina y de bares los que hemos sido víctimas de secuestros, extorsión y robo de autos. Con Cuco (Refugio Amaro) la delincuencia aumentó y a quienes los detienen por esos delitos son defendidos por abogados que les pone el edil o el diputado Ángel (García), lo que quiere decir que forman parte de su banda”, acusaron empresarios de ese municipio bajo la condición del anonimato.

Contrario al silencio del alcalde por los señalamientos en su contra, el diputado García Yáñez protestó la semana pasada cuando su nombre apareció en una lista de diputados con supuestas relaciones con el crimen.

“Que me investiguen. Abro las puertas de mi casa y de la única cuenta que tengo en el banco para que comprueben que estoy limpio, gracias a Dios”, declaró el diputado a la prensa local.

Retó a quienes lo señalan de proteger actividades ilícitas en la zona oriente: “Si tienen las suficientes pruebas en nuestra contra, que las presenten”, sostuvo el ex presidente municipal de Zacualpan de Amilpas.

Foto: Tony Rivera / ciudadanosMX

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo