Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 27 de octubre.- Hace 15 años el panteón La Paz recibió el cuerpo de la actriz Katy Jurado, una de las últimas divas de la llamada «edad de oro» del cine mexicano. Un pequeño espacio del cementerio guarda los restos de la artista que murió a los 78 años, víctima de un paro cardiaco.

El 5 de julio de 2002 María Cristina Jurado García fue sepultada en este panteón de la colonia Chipitlán, al sur de Cuernavaca, a unas cuadras de su vivienda. Ese día su tumba lució grandes coronas y arreglos florales que mandaron sus amigos y familiares pero actualmente, parece abandonada porque desde hace tres años dejó de recibir mantenimiento.

La cripta se ubica en la sección dos, fila 32 del panteón La paz pero es difícil identificar debido a que carece de una placa que señale su nombre.

Durante 15 años, Pedro Garduño Vidal realizó trabajos de jardinería y albañilería en la mansión de Katy Jurado a quien recordó como una mujer “canija” porque dijo le gritaba feo a sus padres, contó.

Hace 18 años se incorporó al área de Jardinería en el panteón la Paz y desde que murió Katy Jurado, actriz del cine mexicano, se encargó de limpiar su tumba pero hace tres años sus familiares dejaron de pagar por el mantenimiento y ahora está descuidada.

Los padres de Katy jurado, descansan en el mismo lugar donde fue sepultada pero con el tiempo la hierba se adueñó del espacio, donde colocaron sus criptas, y apenas se distinguen entre las demás.

La artista, Katy, murió a los 78 años en su casa de Cuernavaca. Durante su trayectoria artística ganó más de 200 premios y participó en más de 70 cintas y producciones teatrales.

Se convirtió en la única actriz mexicana nominada a un Oscar en 1955, por su actuación en la cinta «Broken Lance» al lado del actor estadounidense Gary Cooper quien falleció en 1961.

Por