??????????????????????????????????????????????????????????

Por la Redacción*

Ciudad de México de 19 de junio.- Juan Carlos Flores Solís, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua de Morelos-Puebla-Tlaxcala, criminalizado por el gobierno del perredista Graco Ramírez Garrido Abreu, y encarcelado en 2014 por el gobernador panista de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, es finalista para recibir un premio internacional por su labor activista.

Flores Solís es el único finalista latinoamericano de la organización irlandesa Front Line Defenders Award, y el motivo principal es su trabajo y valor como activista social en un país en donde quienes se enfrentan a las instituciones corren peligro de muerte, desaparición, encarcelamiento, represión, tortura.

Al inicio de su administración, Graco Ramírez lo tildó de “agitador profesional” y el 07 de abril de 2014, Moreno Valle Rosas, lo encarceló por su labor como activista defensor del territorio. Hoy es uno de los cinco finalista para recibir el reconocimiento de la organización, creada en 2001, internacional que promueve el fortalecimiento de los mecanismos regionales e internacionales de protección de activistas y derechos humanos, incluso mediante la colaboración y el apoyo al trabajo de la Relatora Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el tema. Flores Solís y otros tres de los incluidos en la lista, aún presos en sus naciones.

“Los defensores de derechos humanos son los que cuidan la retaguardia de la gente que está en el campo, es la persona que defiende a las comunidades y que por ese motivo corre mayor riesgo. Los mío es la defensa del territorio, entre los finalistas hay otros, uno de China por ejemplo, que defiende los derechos laborales”, dijo el activista del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua.

El “crimen” de Juan Carlos

Juan Carlos Flores Solís es originario del estado de Puebla. Lleva 15 años inmerso en el activismo social; él y activistas de su estado, Tlaxcala y Morelos, se oponen a la construcción de un gasoducto que despoja a campesinos de sus tierras, además del riesgo latente del proyecto por cruzar la zona volcánica del Popocatépetl.

“Ya en el Frente, empezamos en la defensa del territorio con compañeros de Morelos en 2012, en un proceso duro, paramos obras, enfrentamos a policías por el Proyecto Integral Morelos. Hemos vivido amenazas, desprestigio, calumnias del gobierno. Cuando Graco acababa de llegar como nuevo gobernador del estado, dijo que yo era un agitador profesional, para quitarle a las comunidades sobre todo, el derecho a la información, porque nos caracterizamos por difundir información en base a los mismos datos de los proyectos de las empresas”, recordó.

Pero no fue el desprestigio que enfrentó en Morelos la situación más grave que Juan Carlos vivió como activista: fue en Puebla, su tierra. En manos de Rafael Moreno Valle.

Moreno Valle lo envió a la cárcel un 7 de abril de 2014. El activista fue detenido justo afuera de las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH). Ese día llegaron siete camionetas sin placas por él, con unas 40 personas a bordo. Fue golpeado y conducido a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla (PGJEP), acusado de motín, extorsión, despojo y ataque a la obra hidráulica, .

“Esto te pasa por defender a los pinches indios”, relató. “Además, me dijeron que si creía que iba a poder con el gobernador, estaba equivocado. Luego escuché conversaciones que venían de la otra sala donde alguien hablaba por teléfono y decían: ‘jefe, ya cayó Juan Carlos’, nunca supe con quién hablaban”, narró.

El pasado 23 de enero, Juan Carlos fue en cumplimiento del amparo otorgado a Flores Solís por el juez séptimo de distrito de Puebla, que consideró infundado el auto de formal prisión que se había dictado en su contra. Sin embargo, se canceló la suspensión definitiva de la orden de aprehensión y podría ser detenido de nuevo.

La postulación al premio de Flores Solís la realizaron varias organizaciones mientras se encontraba preso. Aunque sólo habrá un ganador y el premio se entregará el 12 de septiembre en Irlanda, Juan Carlos se siente satisfecho por ser un mexicano elegido entre los finalistas.

*Con información de Sin embargo.mx

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo