Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 30 de julio.- A fin de trabajar en una agenda prioritaria y compartida a favor de la prevención del delito en adolescentes, la titular del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Danae De Negri, acordó un convenio de colaboración con la Procuraduría General de la República (PGR) delegación Morelos y el Tribunal Unitario de Justicia Penal Adolescente (TUJA).

Lo anterior, como parte de las mesas de trabajo que las instituciones establecieron para el logro de objetivos particulares, entre los que se encuentran: sensibilizar a personal directivo y operativo, incluyendo al cuerpo policíaco y a Ministerios Públicos de la PGR en materia de derechos humanos de la infancia y adolescencia.

Así como el manejo y resolución de conflictos en el vínculo policial y ciudadano, para garantizar el trato adecuado de las y los adolescentes en conflicto con la ley; el marco de aplicación de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes; capacitación y formación que será llevada a cabo por personal del SIPINNA y del TUJA, a cargo de jueces certificados y especialistas en la materia.

Dentro de las acciones a seguir, se contemplan campañas de prevención de las violencias y del delito, dirigidas a la población infantil y adolescente del estado; así como campañas que promuevan la re dignificación de las y los uniformados, en el ejercicio de su autoridad y competencia.

Por su parte, el titular de la PGR en Morelos, Adonai Carrón Estrada, enfatizó en la necesidad de coordinar las acciones de las dependencias especializadas en materia de atención a la infancia y adolescencia, para generar estrategias que prevengan el delito de adolescentes.

Finalmente, Danae De Negri corroboró la necesidad de facilitar los procesos de justicia que permitan mejorar el trato de las autoridades respecto a las y los adolescentes en conflicto con la ley; enfatizando en la importancia de apostar todos los esfuerzos para prevenir las violencias que se convierten en delito, afectando el desarrollo de las personas jóvenes, quienes deben encausar su vida hacia otras formas sanas y plenas, alejadas de los conflictos.

Por