Por Leticia Villaseñor
Cuernavaca, Mor, 20 de octubre.- Organizaciones civiles denunciaron un presunto hostigamiento en contra del activista Jaime Domínguez Pérez, por su intención, dijeron, de interponer una denuncia por tortura ante la Procuraduría General de la República (PGR), cuya dependencia se declaró incompetente.
Laura Osuna, abogada del activista, declaró que la Ley Federal contra la Tortura plantea que cualquier servidor público puede ser «determinado» por este delito, pero el delegado de la PGR en Morelos, Jaime Domínguez Aguilar, les dijo que la dependencia sólo atrae caso graves por lo que los remitió a la Fiscalía General del Estado.
El delito de tortura que acusa Jaime Domínguez ocurrió el 19 de septiembre de 2013 cuando fue detenido por elementos del Mando Único durante su participación en una protesta contra el Proyecto Integral Morelos (PIM), en Huexca, Yecapixtla, al oriente de Morelos.
La abogada de Jaime Domínguez dijo que los policías se los llevaron a rastras hasta el vehículo oficial y durante el trayecto hasta el ministerio Público, fue golpeado y acusado de portar una navaja pero al no ser delitos graves fue liberado bajo fianza.
Como secuela de la agresión, se le reventaron los tímpanos además de las consecuencias psicológicas y morales, expuso la defensora legal.
Jaime Domínguez explicó que nunca denunció la detención por el temor a ser perseguido pero hace dos semanas, cuando declaró su intención de interponer la demanda ante la PGR, le siguen dos autos compactos y una camioneta blanca con varios sujetos a bordo.
Dice Domínguez que incluso hacen guardia permanente frente a su domicilio, por lo que infirió que es un amago para que renunciar a la acción legal.
Por este motivo hizo responsable al gobernador Graco Ramírez y la PGR de cualquier situación en su contra y también de los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla y Tlaxcala”, advirtió el propio Jaime Domínguez.
Ante la negativa de la PGR de admitir su denuncia, el activista anunció que acudirá a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), instancia internacional que ya tiene conocimiento del caso, debido a que en 2014, fue expuesto ante Juan E. Méndez, el Relator Especial sobre Tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes.
Asimismo, afirmó que acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Tanto en la Comisiones de Derechos Humanos de Morelos y la Nacional le piden una denuncia por el delito de tortura para que su queja pueda ser radicada y emitan en consecuencia una queja.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo