De la redacción

Una denuncia ciudadana permitió la detención y aplicación de la ley en contra de dos funcionarias y una ex funcionaria del gobierno municipal, por el delito de extorsión y usurpación de funciones respectivamente.

Enrique Paredes Sotelo, Secretario del Ayuntamiento, reconoció la denuncia oportuna de los ciudadanos y afirmó que casos similares deben de ser denunciados con oportunidad ante la Contraloría Municipal.

Explicó que de acuerdo a la parte afectada fue la tarde del pasado tres de enero del año en curso cuando dos hombres se presentaron a su establecimiento denominado “Abarrotes Benny” ubicado en la calle Ayuntamiento del Centro de Cuernavaca, diciéndole que llevaban una orden de clausura, por lo que pidió ayuda a su vecina Liliana “N”, ya que sabía que anteriormente había trabajado en el Ayuntamiento.

Manifestó que Liliana “N” salió a la calle a hablar con dichas personas y posteriormente regresó, diciéndole que querían cinco mil pesos para parar la clausura, dinero que le entregó y ésta presuntamente se los dio a las personas que esperaban afuera del negocio.

Asimismo, refirió que el lunes cinco de enero recibió una llamada telefónica en la que le informaban que hablaban de parte del Ayuntamiento y le indicaban que querían 15 mil pesos para empezar los trámites de la licencia por venta de cerveza.

Fue el jueves ocho de enero –dijo- cuando recibió una llamada telefónica por parte de una mujer para preguntar si ya tenía el dinero, reconociéndole la voz a quien conoce como Tessy “N”, ya que es amiga de su vecina Liliana “N” y le respondió que sí.

La mujer le informó que pasaría por el dinero a las 12:00 horas de hoy y fue cerca de las 13:00 horas cuando llegó Ana Laura “N”, diciéndole que iba a recoger el dinero, por lo que le mencionó que supuestamente los recogería una persona de gobernación.

Ana Laura “N” le expresó que ella llevaría el dinero al Ayuntamiento y asimismo, le indicó que podía acompañarla si dudaba de ello, a lo cual accedió la ofendida.

En el trayecto, Ana Laura “N” recibió una llamada telefónica y posteriormente dijo a la afectada que en el Ayuntamiento las estaban esperando Liliana “N” y Tessy “N”, por lo que al llegar solicitó ayuda a una oficial de la Policía Preventiva de Cuernavaca y luego de explicarle lo sucedido fueron detenidas las tres mujeres y puestas a disposición del Ministerio Público del fuero Común y se iniciara con ello el proceso administrativo ante la Contraloría.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo