Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 17 de febrero. – Hace tres años Maricela recibió un diagnóstico fatal:  cáncer de seno. Por ese motivo se jubiló luego de trabajar más de 20 años como enfermera en Salamanca Guanajuato, desde entonces dedica prácticamente su vida a realizar creativas figuras de cartonería.

 Maricela Chávez participa en el IV encuentro tradicional de cartonería que organiza la Secretaría de Cultura estatal, cuyo objetivo es el intercambio de experiencias entre los artesanos de once estados de la República que se congregaron en la Eterna Primavera.

 Su pasión por las artesanías empezó desde joven, pero era difícil ejercerlo porque su trabajo en los hospitales la absorbía. Cuenta que después de que le detectaron cáncer acudió a la Casa de la Cultura de Salamanca, ahí aprendió diferentes técnicas de trabajo de cartonería y empezó a realizar piñatas tradicionales.

“Siempre me han gustado las manualidades, aunque he aprendido varias cosas esto fue lo que sentí, me enamoró más, porque me paso horas y llega la noche y no siento el tiempo elaborando esto”, dice mientras sacude el polvo a la figura de un judas que será reparado.

 En los últimos tres años, comenta, participó en concursos regionales y estatales, en la categoría de piñatas tradicionales obtuvo el primer lugar, en elaboración de catrinas obtuvo el segundo y tercer lugar, y en alebrijes segundo lugar.  Además, sus piezas se exhiben en el museo del juguete en San Miguel de Allende, en el estado de Guanajuato.

 Dice que la mejor temporada es en octubre donde lo más solicitado es la catrina para el Día de Muertos y previo a Semana Santa los judas. Y que el principal mercado son los turistas porque son a quienes más gustan las piezas al tratarse de novedad y de origen mexicano. “Los precios son variados desde 400 hasta 6 mil pesos depende la figura y su tamaño”, explica.

 Su compañero, Héctor Fernández Martínez considera que el mercado se divide entre el consumo nacional y extranjero, aunque en el extranjero empieza a crecer la venta de artesanías que se producen en México, “ahí se le da más valor”.

 En su consideración hace falta mayor difusión entre las nuevas generaciones, no solo para que tomen gusto por las artesanías sino para su elaboración perdure. “Siempre nos vamos a ir por lo que nos llame más la atención. En este caso es la tecnología”, señaló.

 Héctor es originario de Villahermosa, Tabasco. Es maestro de artes plásticas egresado de la escuela Nacional de Pintura y Escultura, trabaja para el Instituto Estatal de Cultura de Tabasco y en distintas escuelas, y desde hace 40 años se introdujo en esta técnica de papel realizando títeres y máscaras.

 El encuentro de cartonería se realiza desde el año 2014 y durante cuatro días, artesanos de diferentes partes del país intercambiarán experiencias y técnicas, a través de mesas de trabajo y talleres. Además, instalan sus productos en plaza de armas y este día desfilarán por las calles del Centro Histórico de Cuernavaca. 

Por