Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 22 de junio.- A partir de este lunes, en cualquier rincón del país, los matrimonios entre personas del mismo sexo deben ser atendidos por las autoridades luego de la publicación de la Jurisprudencia 43/2015 en el Semanario Judicial de la Federación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La jurisprudencia fue publicada desde el pasado viernes pero entró en vigencia a partir de este lunes en toda la República Mexicana. Su contenido estipula las leyes de las entidades donde se considere que el matrimonio es aquello que considere que la finalidad de aquél es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional, por lo que esta permitido el matrimonio igualitario por encima cualquier norma.

Persiste homofobia

Ayala, Cuernavaca y Xochitepec son los municipios morelenses de mayor oposición a matrimonios igualitarios que se han registrado, estimó el director de Atención a la diversidad sexual, Edgar Márquez, quien admitió que hasta el momento no han tenido más acercamiento que el de tres parejas igualitarias, previo a la sentencia de la SCJN.

“En Ayala tenemos la mayor renuencia por legalizar los enlaces, seguido de Cuernavaca y Xochitepec. Los jueces del Registro Civil no tienen mayor problema en efectuarlos sólo que dependen de los alcaldes, que si son conservadores, impedirán, por cualquier vía, su cabal cumplimiento. Por el momento, sólo tres parejas una de mujeres y dos de hombres, se acercaron para que ayudáramos en la gestión de la legalidad de su enlace, esto es en Temixco, en la capital morelense y en Xochitepec”, especificó el director, al tiempo que lamentó que la homofobia siga latente, “no es una cuestión de partidos, es una cuestión de cultura”.

Comentó además que la Constitución vigila la familia, no cuestiones de procreación o de genitales.

En torno a las cuestiones religiosas, detalló que son los judíos quienes han tenido mayor apertura al tema y los principales detractores son los cristianos. En un punto intermedio colocó a los católicos, a pesar de las sendas manifestaciones que encabezó el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, en las que, previo a los comicios electorales, repudió a aquellos legisladores que se pronunciaron por la legalidad de estas uniones.

La semana pasada, el semanario católico “Desde la Fe”, la jerarquía católica asentó que la determinación de la SCJN es una victoria pírrica, al aceptar que hay un gran avance en materia de derechos humanos que el sistema jurídico mexicano sostenga que ninguna persona puede ser discriminada ni privada o restringida de sus derechos por orientaciones sexuales.

Pero sostuvo que el planteamiento jurisprudencial aprobado el pasado 12 de junio que son inconstitucionales todos los códigos civiles de las entidades federativas que definen al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, “es un serio peligro” pues disuelve el sentido del matrimonio como el origen de una comunidad esencial para la sobrevivencia social: la familia.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo