Cambio de estrategia en seguridad, exigen diputados a Capella

 Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor., 7 de octubre.- La comparecencia del comisionado de Seguridad Pública Jesús Alberto Capella ante el pleno legislativo, concitó la demanda mayoritaria de replantear la estrategia del modelo de Mando Único para detener la incidencia delictiva en la entidad.

Su presencia en el Congreso estatal fue para explicar el uso de más de mil 200 millones retenidos a los 33 municipios, mediante un porcentaje del 5% de sus participaciones federales, para operar la Policía de Mando Único, pero la discusión se volcó hacia la efectividad del modelo policial, principalmente.

Los coordinadores parlamentarios del PAN, Norma Alicia Popoca y del PSD, Julio Yáñez, fueron los únicos que se pronunciaron abiertamente por la renuncia del comisionado porque, expusieron, no existe una estrategia efectiva de combate al crimen, pero también por el número  de homicidios violentos, extorsiones y secuestros, así como las violaciones reiteradas a los derechos humanos cometidas por elementos del Mando Único.

La respuesta del comisionado, cuyo cargo ostenta desde enero de 2014, incomodó a los legisladores del PAN porque frente al pleno legislativo exhibió fotos en gran formato con las imágenes de los exgobernadores panistas Sergio Estrada Cajigal Ramírez y Marco Antonio Adame Castillo, retratados con el entonces secretario de Seguridad Pública estatal, Luis Ángel Cabeza de Vaca y Francisco Sánchez González, ambos procesados por sus presuntos vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva.

El segundo fue liberado por falta de elementos y el primero fue sentenciado y recluido en el penal de máxima seguridad de Nayarit.

También mostró una foto con cuerpos colgados en un puente de la autopista México-Cuernavaca y enseguida atribuyó a los gobiernos panistas de 2000 a 2012 la crisis de inseguridad que vive Morelos.

Sobre el gasto de los mil 200 millones retenidos a los municipios, Capella dijo que que mil 544 millones 112 mil pesos se invirtieron en la construcción y equipamiento de tres cuarteles de policía; en la primera Academia de Estudios Superiores de la Policía, en la compra de 200 patrullas y la construcción del C5; “la más importante de la región centro del país”, sostuvo.

En su informe incluyó la reducción de delitos de alto impacto como el 21.9% en extorsiones, 14% en homicidios dolosos, 32.1% en secuestros, así como disminuciones en los delitos de robo sin violencia y de transporte público, además de una inversión histórica de un millón 979 mil 810 pesos.

Agregó que hasta la mañana de este miércoles están instaladas y en uso 708 cámaras de videovigilancia y subrayó que siete funcionarios públicos han sido presentados ante la justicia durante la gestión del gobernador Graco Ramírez. Habló de 349 elementos dados de baja por no acreditar los exámenes de control y confianza y los 40 servidores puestos a disposición del Ministerio Público.

Durante la comparecencia del jefe policial, un grupo de habitantes identificados como procedentes de los municipios de Ayala, Tlaquiltenango, Ocuituco y Yecapixtla, rompieron el cerco de custodia y rompieron vidrios de la puerta principal para exigir su ingreso al recinto legislativo.

Izaron pancartas donde demandaron la renuncia de Capella Ibarra y el retiro del Mando Único en sus municipios por los abusos cometidos por elementos estatales.

La irrupción violenta fue cometida frente al grupo de policías del Mando Único que mantenían la custodia del recinto legislativo, pero no intervinieron.

La coordinadora del PAN, Norma Alicia Popoca, protestó por el fuerte dispositivo policial para custodiar la presencia del jefe policiaco, y su compañero de bancada Alberto Mojica dijo que fueron 150 elementos los que sellaron el primer cuadro de la ciudad y el palacio legislativo. En el acceso principal al Congreso del estado fueron colocados cuatro unidades caninas.

Capella Ibarra compareció por segunda ocasión ante el pleno legislativo. El año pasado también fue llamado pero rindió un informe en comisiones. Su antecesora Alicia Vázquez Luna fue la primera Secretaría de Seguridad Pública en ser llamada por el Congreso local.

El enfrentamiento entre la fracción parlamentaria del PAN y Capella Ibarra incluyó la acusación contra el diputado panista Manuel Tablas Pimentel, quien -dijo el comisionado- como edil de Ayala sostuvo una charla telefónica con un presunto narcotraficante.

En respuesta el legislador aseguró que él mismo entregó la grabación de extorsión al  comisionado de Seguridad y también a la Fiscalía General del Estado pero acusó que el material fue utilizado con fines de “golpeteo político”, porque fue filtrada a medios locales e internacionales para difundirla y desacreditarlo.

Hortencia Figueroa, coordinadora del PRD, salió en defensa de Capella Ibarra y arremetió contra el legislador panista. “¿Mandar pagos por 30 mil pesos mensuales al crimen organizado para no meterse en pedos es la opción?”, preguntó de forma irónica a su compañero de curul.

El legislador del PSD, Julio Yáñez, exigió a Capella Ibarra su renuncia y fustigó las “amenazas” que ha proferido el mando policial al decir que cuando el edil electo Cuauhtémoc Blanco tome protesta retirará el armamento y los vehículos oficiales ante su renuencia de mantener el convenio con el Mando Único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo