Por Diana Valderrábano

Cuernavaca, Mor., 12 de enero.- La Universidad Autónoma del Estado de Morelos firmó un acuerdo con la Universidad de Granada, España, para materializar un convenio de colaboración y capacitar a personal de la máxima casa de estudios del estado en la identificación de cadáveres.

“Con este proyecto, la UAEM respaldará y dará acompañamiento a los familiares de personas desaparecidas. Nosotros como expertos sabemos que la Universidad tiene la infraestructura científica, tecnológica y el recurso humano para trabaja de manera paralela con la Fiscalía del estado para identificar a las víctimas”, dijo José Antonio Lorente Acosta, catedrático del departamento de medicina legal, toxicológica y antropológica física de la Universidad de Granada.

En su participación en el “Foro ID Humana: La ciencia en la dignificación de las personas desaparecidas”, Lorente Acosta, dijo que es importante que la ciudadanía sea consciente y denuncie las desapariciones de sus seres queridos, para que las autoridades se coordinen y den solución a esta grave problema.

> Sobre el tema el doctor Abimelec Morales Quiroz, presidente de la Asociación a Víctimas y Grupos Vulnerables, informó que en el recuento de los cadáveres sin identificar y localizados en el estado suman más de 300, pero dijo que no han sido identificados porque no hay responsabilidad, ni compromiso, ni coordinación con otras entidades para recolectar y procesar el ADN de personas desaparecidas.

Morales Quiroz detalló que de acuerdo con sus datos, 150 cadáveres fueron encontrados en una fosa de la Fiscalía, localizada en la comunidad de Tetelcingo, en el municipio de Cuautla, al oriente de Morelos.

Afirmó que existen otros 68 cuerpos en calidad de desconocidos o sin identificar en el Sur poniente del estado, en tanto que las cámaras frigoríficas del Servicio Médico Forense tienen bajo su custodia otros 100 cadáveres.

La Universidad Autónoma del Estado del Estado de Morelos (UAEM) convocó a especialistas en ciencias para hablar sobre la identificación humana y entre ellos participó el catedrático español, José Antonio Lorente, quien recomendó tener una base de datos de ADN de personas desaparecidas, así como de sus familiares para contar con un perfil genético completo, y a su vez compartir esta información con otros estados para localizarlos con inmediatez.

Morales Quiroz recomendó a los familiares de las víctimas de desaparición denunciar ante la Fiscalía para que les tomen muestras genéticas y en su caso aporten elementos de ayuda como cepillo de dientes, una gota de sangre, rasuradora o algún aparato que la víctima haya dejado parte del ADN.

Con esos aportes se podrá hacer una investigación precisa y nutrir de información a la Procuraduría General de la República y a las autoridades locales, para la identificación de las víctimas de desaparición, dijo Abimelec Morales.

Lorente Acosta ha trabajado en investigaciones científicas para identificar a desaparecidos en la Guerra Fría en Chile, durante la dictadura de Augusto Pinochet; y en países de Centro América como el Salvador, Honduras, Guatemala, entre otros.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo