Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 22 de agosto.- “La precaria situación en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje la tiene prácticamente paralizada”,  declaró Georgina Carmina Navarrete, del Consejo Ciudadano Laboral del estado.

“Se reestructuraron las cuatro Juntas, que se concentraron en la de Cuernavaca. Sólo hay 25 personas del jurídico por lo que se dividieron y actualmente hay cinco personas para cada junta, lo que significa una carga de trabajo de cuatro mil expedientes”. Explicó.

El pasado 15 de agosto, reveló, se despidió a 34 personas que apoyaban en la Junta. “El pasado primero de mayo hicimos un compromiso con el gobernador Graco Ramírez, por lo que se contrató a personal administrativo, pero en la primera quincena de agosto el apoyo súbitamente se retiró”, expresó Juan Carlos Salgado Ponce, presidente del Consejo Ciudadano Laboral.

“El pasado jueves tuvimos reunión del Consejo y la intención primaria era cerrar la Junta y hacer una huelga de hambre –dijo-, pero llegamos a un acuerdo para hacer un pronunciamiento y pedir la intervención del secretario del Trabajo, José de Jesús Pérez, de lo contrario la Junta podría colapsar”.

El conflicto redunda en una nula conciliación, rezago en la resolución de demandas, que los procesos se alarguen y por ende las cifras por salarios caídos sean mucho mayores.

“Hay una fatiga extrema entre el personal jurídico, las citas programadas para las 10:00 horas, se realizan, en ocasiones, hasta las 19:00 horas”, lamentó.

Foto:  Jorge Arturo Gama / ciudadanos.mx

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo