Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor., 11 de diciembre.- Cuernavaca, la Ciudad de la eterna primavera, amaneció fría, con una temperatura de hasta 9 grados en sus zonas más altas, pero al pasado el medio día comenzó a calentarse y de acuerdo con la información climatológica sus regiones más cálidas alcanzaron los 22 grados.

En cambio en Huitzilac, situado en el corredor Ajusco-Chichinautzin la temperatura mínima llegó a los cuatro grados y la máxima se situó en 23 grados. En esta región del estado es natural el frío por su ubicación en la parte alta del estado, su colindancia con la Ciudad de México y su boscosa, atiborrada de pinos tipo oyamel.

Sin embargo, una de las zonas que rompió sus estándares de medición respecto al clima fue la comunidad de Tlacualera, situado en el municipio de Felipe Neri, municipio de Tlalnepantla, limítrofe con Juchitepec, Estado de México.

Según la Información Hidroclimatológica Cuenca Hidrológica Balsas, la Tlacualera registró una mínima de 3.5 grados y una máxima de 6.0 grados.

Las bajas temperaturas en distintos puntos del estado obligó a las personas a sacar sus chamarras y prendas gruesas para enfrentar el frío, algo inusual en Cuernavaca, donde la gente viste casual sin temor al clima frío.

Algunos municipios de la zona sur del estado, situados en la franja caliente, como Jojutla, alcanzaron una mínima de 8 grados pero una máxima de 33 grados; la población vivió el extremo del clima en un día.

Ni siquiera Tetela del Volcán, ubicado a las faldas del coloso, tuvo un altibajo en su temperatura como los municipios del sur del estado. En esta región se registró una máxima de 27 grados y una mínima de 7.

Por