Por Oswald Alonso

¡Ya ni la chingan! los gobiernos hoy más que nunca nos tienen que hablar con la verdad. Tienen que aprender a hacerlo, lo merecemos los ciudadanos; gobierno que se dice democrático tiene que dejar la simulación y con remedio plantear el negro panorama al que nos enfrentamos.

Por ejemplo, está de la ¡chingada! que  Jesús Alberto Capella Ibarra, recién llamado “Jefe Gorgory”  nos  intente ver la cara de estúpidos a los que habitamos Morelos, cuando nos dice que a un mes de su llegada redujo los índices delictivos.

A ver. Para analizar lentamente esta chingadera (índices delictivos), según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), los delitos más violentos se incrementaron en Morelos en un 400 por ciento, en el caso  particular de los secuestros, se incrementó casi 200 por ciento.

¿No les parece una ¡chingadera! del nuevo secretario de Seguridad en el estado?, decir que bajó el 8% los delitos cuando creció el 400%, no es consuelo, ni significativa la disminución. Concediéndole razón  ahora estamos en 392% el crecimiento en índices delictivos, si tuviera la razón.

Morelos tiene una fuerza real de 850 elementos de la policía estatal, así lo dijo Capella hace unos días. Sin embargo, también hace unos días, el gobernador, al ser entrevistado en la Ciudad de México, alteró cifras. Dijo que en Morelos su Secretaría de Seguridad ya constaba con  mil 500 nuevos  elementos ¡estas son chingaderas!

La práctica de la simulación y ocultamiento de la verdad  se ha convertido en una práctica política que adoran priístas, panistas y también perredistas, y no parece que les interese divorciarse  de ella.

Muestra de que ya nos ¡chingamos!  es el hecho de que este fin de semana otra vez el gobernador  infla, maquilla y miente sobre la actividad económica durante el  fin de semana largo, dijo:

“Este ha sido uno de los mejores fines de semana para Morelos, 98% de ocupación hotelera en zona sur, 89% en zona centro y 94% en zona norte. Una afluencia general de 1 millón 20 mil personas que dejaron una derrama económica de 522 mdp en consumos del sector comercial y de servicios”.

Para ayudarme a entender  estos  ¡chingados! números, tomo sin su autorización un chingado texto del chingón periodista Paco Guerrero Garro. Él conoce muy bien del flujo de turistas a fuerza de haber tenido una de las más exitosas escuelas de español para extranjeros. Lo suyo es conocer el mercado turístico.

Él razona:

“A ver si entiendo esto. La Secretaría de Turismo del Estado de Guerrero informa que Acapulco, con una ocupación hotelera del 98%, tuvo ingresos de 370 millones de pesos este fin de semana. Aquí el gobernador (Graco) informa que el ingreso por este fin de semana largo fue de 522 millones de pesos.

Acapulco tiene muchísimos más hoteles que Morelos, pero muchos más, miles de cuartos, más restaurantes, discotecas, playas y miles de casas y departamentos de fin de semana, pero tuvo sólo 370 millones de pesos, porque estuvo a reventar, vamos, es el segundo punto turístico más visitado de México.

 Aquí (Morelos), “asegún” tuvimos más de un millón 200 mil visitantes (¡a ver! ¿dónde se metieron y dónde cupieron?) y casi el doble de ingresos: ¡¡¡570 millones de pesos!!!  ¿Cómo está eso?, porque lo que es yo, no lo entiendo…”.

Estas sí son ¡chingaderas! como dice el cuento de la rana.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo