Contrastan cifras oficiales de evaluación y disidencia

Por Diana Valderábano

Cuernavaca, Mor., 14 de diciembre.- Los registros oficiales y del Movimiento Magisterial de Bases (MMB) se contradicen sobre  la evaluación de docentes en el Estado.

Por un lado, el director General del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (Iebem), Fernando Pacheco informó que faltaban por evaluar a ocho maestros este fin de semana, de un total de mil 600 que fueron seleccionados en el Estado.

Por el otro, Julita Arias, Integrante del MMB informó que son aproximadamente 350 maestros inconformes, algunos de los cuales no presentaron su examen de conocimientos y otros no subieron evidencias.

«Nosotros tenemos el registro de 20 docentes de Educación Media Superior no presentaron su examen de conocimientos y 350 de Educación Básica no aplicaron su examen de conocimientos y 60 no subimos evidencias a plataforma», explicó.

“Vamos a seguir  en la lucha política y jurídica, nos estamos amparando porque fuimos contratados bajo un régimen de ley y ahora nos presionan y nos hostigan con llamadas telefónicas, esos son actos de intimidación y represión, nos han llamado a nuestros teléfonos particulares para que nos evaluemos”, dijo la integrante del MMB.

No vamos a acatar la Ley Servicio Profesional Docente porque hemos estudiado, tenemos título y cédula profesional y ahora quieren aplicar un examen estandarizado para saber si eres bueno o malo, tenemos desconfianza por la corrupción que existe, declaró Julita Arias.

Fernando Pacheco informó que esperan el conteo final de la evaluación por parte del Servicio Profesional Docente para saber si los mil 600 ya concluyeron la evaluación.

“En la última jornada en el estado de Morelos esperamos el  corte  final del Servicio Profesional Docente, sabemos que sólo eran entre 8 y 10 maestros que no se habían presentado, pero en total ya fueron evaluados el  99.5”, dijo el director del Iebem.

Fernando Pacheco, explicó que quienes justifique su ausencia en la evaluación de Permanencia serán reprogramados.

Finalmente Julita Arias informó que durante la evaluación levantaron 18 actas certificadas ante notario público por inconformidad de ser evaluados cuando había presencia de fuerza pública, además porque se violaron sus garantías individuales al estar frente a un monitor por más de ocho horas sin autorización de ir al baño, afirmó.

“Levantamos actas en sedes por inconformidad a que hubiera fuerza pública,  no estamos dispuestos a evaluarnos porque no somos delincuentes, estos documentos los vamos llevar Comisión de Derechos Humanos porque violan nuestras garantías individuales. Es inhumano estar 8 horas sentados frente a una pantalla electrónica y media hora de comida, algunos maestros tienen problemas de vista y otros están enfermos”, acusó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo