Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 2 de abril.- La elección de candidatos a diputaciones locales de representación proporcional conocidas como plurinominales, fue la presunta causa de un amago por parte de Maricela Velázquez Sánchez, coordinadora en el estado del presidenciable José Antonio Meade Kuribreña, de abandonar las filas del tricolor.

Hoy el partido realizó la cuarta sesión extraordinaria de la Comisión Política Permanente en la que dieron a conocer la lista de pluris, en la que se impuso la diputada federal Rosalina Mazarí Espín, quien obtuvo el respaldo unánime de los líderes de los sectores y las organizaciones adherentes del tricolor.

Rosalina Mazarí aspiraba a ser candidata a la gubernatura pero al no ser favorecida, declaró que no buscaría otro puesto sino que trabajaría desde la organización de mujeres priistas, situación que cambió esta tarde, al resultar ganadora en la asignación de la curul plurinominal, puesto que ya desempeñó de 2012 a 2015.

El hecho derivó en el rumor de la salida de Velázquez Sánchez del partido, situación que no ha sido desmentida por su equipo ni por comité estatal. Sin embargo, varios consejeros que aprobaron la plurinominal de Rosalina Mazari,  confirmaron que Maricela Velázquez sí amenazó con irse del PRI para irse a Morena.

Versiones periodísticas dan por un hecho la salida de Maricela y su inclusión en el partido de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo la coordinadora en Morelos de José Antonio Meade no se ha pronunciado.

“El PRI hace un amplio reconocimiento a las y los militantes que también aspiraron a ocupar un lugar en la lista que fue aprobada y los invita a seguir en unidad para alcanzar juntos un triunfo claro y contundente en los próximos comicios estatales”, expuso el partido a través de un comunicado.

A la sesión acudieron los simpatizantes de Mazarí Espín, a fin de provocar presión para que su candidata resultara electa, lo que finalmente ocurrió.

En su red oficial de Facebook, Vinicio Limón Rivera, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México en Morelos (CTM ), escribió “en este momento se ha consensado por unidad solamente las diputaciones locales, por unanimidad encabeza la lista Rosalina Mazarí, repudiamos por unanimidad el capricho y el chantaje político”.

Este es el segundo “zafarrancho” al interior del instituto político en el actual proceso electoral. A mediados de febrero, Alberto Martínez González, dirigente estatal del tricolor, amenazó con renunciar al puesto al no coincidir con el candidato gubernamental, Jorge Armando Meade Ocaranza con la asignación de candidatos a las alcaldías, que serán disputadas el próximo 1 de julio en las urnas.

González Martínez y los líderes de las diversas organizaciones eligieron a los candidatos para las alcaldías, acuerdo que desconoció Meade Ocaranza e impuso a sus candidatos.

Lo anterior causó el enojo del presidente estatal del partido quien amagó con renunciar al comité directivo minutos antes de desarrollarse convención de delegados en el centro de Convenciones de Xochitepec, reunión a la que no se presentó y estuvo “incomunicado” un par de días asta que el desacuerdo fue dirimido.

Por