Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 4 de noviembre.- En las últimas dos semanas repuntó la desaparición de adolescentes y jóvenes en el estado de Morelos. En total suman seis jóvenes, tres mujeres e igual número de varones. De ese grupo ya fueron localizados una estudiante de la Facultad de Psicología de la UAEM y un menor registrado como desaparecido en el municipio de Cuautla, al oriente del estado.

Los cuatro restantes son una menor de 16 años, una joven de 22 años y dos jóvenes de 18.

Uno de los casos mas recientes es de Keila Patricia González Gutiérrez, de 16 años de edad, cuya madre Eva González relató que el pasado 18 de octubre, alrededor de las 22:30 horas, su hija fue presuntamente privada de la libertad por su vecino identificado como Antonio “N”, de 40 años, en el municipio de Emiliano Zapata, al sur de la entidad.

La madre denunció la desaparición ante la Fiscalía General de Estado (FGE), donde explicó que Keila fue presuntamente sustraída por Antonio, quien es hermano del propietario de una frutería ubicada a un costado de su domicilio.

Luego de esta desaparición, la Fiscalía emitió  la alerta Amber para localizar a la menor, quien estudia en un CETIS.

Pero a la par de este hecho, se registraron las desapariciones de la joven Patricia Organista Arreguín, de 22 años de edad, el pasado 23 de octubre en el municipio de Temixco y del joven Jairo Dioney Sánchez Bautista, de 18 años, el 24 de octubre en el municipio de Zacatepec, ambas localidades se ubican al sur de Morelos.

Otro de los casos es el de Yozhit Emmanuel Paredes Pantoja, de 18 años, reportado como desaparecido el 31 de octubre en el municipio de Cuautla, sin que hasta ahora se tengan más datos de la última vez que fueron vistos.

La FGE emitió la cédula de desaparición de los tres jóvenes para coadyuvar a su localización.

Por otra parte la universitaria Rosa Ángela Lafragua, de 26 años de edad, quien padece depresión, desapareció el pasado 20 de octubre, al norte de la capital morelense. Una semana después, la joven llegó por su propio pie a un hospital al sur de la Ciudad de México.

La FGE reportó que la estudiante tenía heridas leves y su estado de salud era óptimo, por lo que fue dada de alta un día después.

En el caso del menor Diego Ocampo Cazales, de nueve años, se reportó su desaparición el día 22 de octubre en el municipio de Cuautla y fue localizado y reinsertado en el núcleo familiar el 27 de octubre.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo