Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, More., 24 de noviembre.- La violencia obstetra, política y en medios de comunicación va en aumento, por lo que los partidos electorales, instancias de los tres niveles de gobierno y Poderes deben implementar, mejorar o adecuar las políticas públicas.

Así opinó Maider Zilbeti Pérez, directora general adjunta de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), en la inauguración del primer Congreso sobre Violencias de Género contra las Mujeres en el CRIM de la UNAM.

En el Centro de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) expuso que sobre la violencia obstetra, los ligamentos de trompas sin permiso o la imposición de cualquier método anticonceptivo va en aumento, así como lenguaje discriminatorio o inadecuado.

También subrayó la violencia multiplicada en medios de comunicación mediante la exposición de las víctimas de algún delito como feminicidio, homicidio, violaciones o accidentes. Por ejemplo las mujeres son expuestas en su físico, datos personales como su dirección, la exposición pública que trata de responsabilizarlas de cualquier ataque en su contra, incluso, criticó, buscan justificar los ecos al erigirse como un “tribunal” en el que la víctima “merecía” el castigo», además de lenguaje vulgar y revictimizante.

En cuanto a la violencia política, hizo énfasis sobre la disparidad que prevalece en los ámbitos de la política, sobre los cargos que ocupan las mujeres, remuneración menor a la de los hombres, mayor carga de trabajo y en general, los obstáculos para que éstas lleguen a ejercer un poder.

Zilbeti Pérez hizo un llamado a los partidos políticos para que este proceso electoral incluyan el tema en su agenda de trabajo, asimismo exigió hacer efectivas las políticas públicas que sancionan la violencia contra la mujer porque en la mayoría de los casos no se denuncia por la desconfianza en la aplicación de la ley.

Por