Por Diana Valderrábano

Cuernavaca, Mor., 23 de octubre.- El camarógrafo René Pérez Arguello, del programa Quien Resulte Responsable (QRR), presentó una denuncia penal por amenazas y lo que resulte contra el diputado priísta Aristeo Rodríguez Barrera.

“Íbamos a hacer una entrevista al diputado perredista Francisco Navarrete Conde, pero mientras preparaba mi cámara, bromearon entre ellos. Aristeo le pidió el arma a su escolta, después  caminó hacia nosotros, le dio un manotazo a la cámara y le  comenté que lo estaba grabando, de inmediato le dio el arma al guardia; en ese momento apague mi instrumento de trabajo”, relató el camarógrafo.

Pero, a decir del profesional de video, Rodríguez Barrera regresó hacia él y le advirtió, “si sacas eso te busco por debajo de las piedras”.

Ahí estaban otros cinco reporteros y asistentes, ellos vieron los hechos, dijo Pérez Arguello.

Con este antecedente, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) Morelos interpuso la queja 624/2015-6.

En un video que entregó a la prensa se ve cuando el legislador, dirigente de los cañeros del ingenio  «Emiliano Zapata», dirige su mano izquierda para cubrir la lente de la cámara al tiempo que pronuncia «baja esa chingadera».

En tanto la mano derecha del diputado presuntamente oculta un arma de fuego que después entrega a su escolta.

El diputado del PRI negó las amenazas. «No, mi hermano, cómo crees. Ni sé quién es. Eso no fue cierto. Yo no amenazo a nadie, no uso armas. Quienes están armados son mis escoltas. Los contraté por lo que me pasó, de que me secuestraron a mí y a mi hijo», dijo Aristeo.

También sostuvo que atenderá cualquier acción legal que sea presentada en su contra. Ahí voy a estar, afirmó.

El congreso emitió un comunicado sobre los hechos, en voz del presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, Francisco Santillán Arredondo, quien lamentó la situación.

Aseguró que el Congreso analizará el caso con las consecuencias a que haya lugar.

“Sin ánimo de demeritar la inconformidad del camarógrafo, los sucesos iniciaron como un juego en el que éste y el legislador tomaron parte, pero se salió de control”, estimó el legislador.

“El Congreso de Morelos es respetuoso de la libertad de expresión, de la labor de los periodistas y comunicadores y sobre todo de su integridad física”, afirmó el legislador, de Nueva Alianza.

Los hechos ocurrieron la tarde del martes pasado en el interior del Congreso de Morelos, donde el camarógrafo Rene Pérez dice que presenciaba el momento en que el priísta bromeaba con su homólogo del PRD, lo que habría disgustado al líder cañero.

Será en la próxima sesión del órgano político del Congreso, programada para el próximo lunes, cuando los coordinadores parlamentarios de todas las fuerzas políticas aborden el caso.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo