Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 25 de agosto.- El edil de Emiliano Zapata, Carlos Martínez Varela, y la tesorera Liliana García Ortega fueron separados de sus cargos por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante la falta de pagos de laudos que ordenó el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA).

Ambos deberán ser consignados ante un juez de distrito federal por desacato, para que se juzguen por desobediencia ante la falta de pagos de laudos.

Martínez Varela recibió, en 2013 una administración con pendientes económicos. Es decir, desde la administración pasada le debían a trabajadores, pero también a un proveedor de materiales que los demandó por tres millones de pesos que no cubrieron.

El caso pasó la primera y segunda instancia pero las autoridades se mantuvieron renuentes al pago.

Los inconformes llevaron su demanda a un juzgado de distrito, que también les ordenó pagar, pero de nueva cuenta la administración de Carlos Martínez rehusó hacerlo por lo que fue advertido que de persistir en la negativa serían destituidos.

La comuna se inconformó ante la Corte pero ésta le dio la razón a los jueces por lo que ordenó la separación del cargo de ambos funcionarios. Por el momento, el edil depuesto y su cabildo se encuentran en reunión en el municipio para hacer frente a la resolución judicial.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo