Por la redacción

Cuernavaca, Mor., 21 de octubre.- Los  restos óseos de un niño que fue ofrendado en un ritual en lo alto del cerro “El Tlatoani”, en Tlayacapan, hace mil años, se exhiben en el Museo Regional Cuauhnáhuac, como la pieza del mes.

El niño mantenía una condición especial desde su infancia  ya que deliberadamente le fue deformada la cabeza al punto de lograr una forma alargada y con dos lóbulos en la sección alta trasera y quizá por ello elegido después de morir -o asesinado- tras lesiones contusas para ejecutar este ritual de inhumación.

En el ritual se incluyeron artefactos como molcajetes de cerámica, manos de metate, un hacha de piedra verde, elementos constructivos como el bajareque (choza) al interior de la olla, una tinaja, punzones eventualmente para ofrendar sangre, así como la presencia de segmentos corporales humanos y de restos animales cocidos, consumidos y quemados.

Estas dos escenas  representan el momento  y el punto cuando se coloca el resto del cuerpo del infante una vez desmembrado, sin el corazón y quizá envuelto en un bulto mortuorio directamente sobre el fuego contiguo a la olla.

Una vez quemado, fue colocado verticalmente -aún con gran parte del bulto mortuorio-, en una pequeña cesta bajo la tierra, debajo de un pequeño altar.

En la práctica ritual de comunicación y negociación con sus deidades, las sociedades prehispánicas solían designar a sujetos denominados “ixiptla” palabra en idioma náhuatl que significa piel o cobertura, para procesos de sacrificio y ofrenda.

La piel era  el contenedor del poder religioso y es quizá en este contexto del sistema de valores de la sociedad  de Tlayacapan del siglo XI como se puede comprender el proceso ritual que fue posible recuperar.

Enterramiento infantil de hace mil años en Tlayacapan muestra resultados del proyecto dirigido por el arqueólogo Raúl Francisco González Quezada Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Morelos.

La pieza se podrá apreciar hasta el primero de noviembre en el Museo Regional Cuahunáhuac,  de martes a domingo en un horario de 9:00 a 18:00 horas, entrada general 52 pesos, domingo entrada gratis.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo