De la Redacción

 

Cuernavaca, Mor., 23 de febrero.-Derivado de la temporada de Cuaresma y con el objetivo de prevenir enfermedades gastrointestinales por ingesta de pescados y mariscos, la Secretaría de Salud recomendó a la población revisar el estado de los productos del mar previo a su compra o consumo.

 

Patricia Mora González, secretaria de Salud, precisó que antes de adquirir productos del mar es necesario verificar su frescura, que no presenten mal olor, que su carne sea firme y los ojos estén brillosos; asimismo, señaló la importancia de consumirlos bien cocidos o fritos y en lugares seguros.

 

“Cuando vayamos a comprar este tipo de alimentos debemos verificar que estén en cama de hielo o en refrigeración a una temperatura menor o igual a 4ºC, rechazarlos si están expuestos a temperatura ambiente, presentan mal olor o tienen mala apariencia”, resaltó.

 

Mora González informó que Servicios de Salud de Morelos (SSM) a través la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem), mantiene de manera permanente acciones de verificación en establecimientos dedicados al proceso, venta, distribución de pescados y mariscos, para conocer las condiciones sanitarias en que operan.

 

“En esta época de cuaresma, las acciones de vigilancia en establecimientos donde venden productos del mar crudos y preparados se intensifican y también se supervisa el hielo que utilizan para la conservación de los productos, así como del agua que se usa para los procesos de lavado y preparación”, señaló.

 

Finalmente, la titular de la Secretaría de Salud reiteró el llamado a las y los morelenses para que en esta cuaresma tengan especial cuidado al adquirir e ingerir productos pesqueros, por ser altamente perecederos y de fácil descomposición.

Por