Por Antonella Ladino

CUERNAVACA, Mor., 19 de Febrero.- Un joven con las manos amarradas, los ojos vendados y descalzo,  simuló bañarse en sangre en protesta por  el asesinato del activista social  Gustavo Salgado Delgado, ocurrida el 5 de febrero.

Gustavo Salgado, fue asesinado el pasado 5 de febrero en la comunidad de Moyotepec, municipio de Ciudad Ayala; sus presuntos asesinos se encuentran detenidos. La hipótesis de las autoridades es que la disputa de unos terrenos donde albergaban  migrantes de Guerrero y Oaxaca, fue la razón del crimen.

Frente a  la ofrenda a las víctimas de la violencia, en el centro de esta ciudad, Gustavo René Bello González, coordinador del Colectivo Tribus Urbanas,  exigió al gobierno frenar los ataques a los  activistas y defensores de los derechos  humanos,  como lo era Gustavo del Frente Popular Revolucionario.

Insistió al igual que otras organizaciones civiles, que otros miembros del frente han sido amenazados por lo que pidió garantías de seguridad. Mientras  pedía  castigo para los presuntos asesinos de Salgado Delgado, René Bello gritó sus consignas, se  hincó, mientras uno de sus acompañantes, vertió una sustancia roja sobre él, tiño su playera de rojo, escurrió por su pecho hasta llegar al piso.

El letrero en sus manos vendadas  también se bañó de rojo: “Justicia”, se leía en el letrero.

Foto: Tony Rivera / ciudadanosMX

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo