Exigen comunidades a UAEM solución a conflictos

Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 28 de agosto.- Comunidades indígenas de Morelos en conflicto social atendieron la asamblea “Diálogos con los pueblos” convocada en la UAEM.

Con una ceremonia ancestral, entre sahumerios, caracoles y danzantes, las comunidades indígenas iniciaron el diálogo en Universidad Autónoma del Estado de Morelos con la presencia del rector Alejandro Vera, Javier Sicilia, Saúl Roque, el diputado Francisco Coronato y un auditorio emilia Zapata repleto de integrantes de más 20 de comunidades y movimientos indígenas y sociales.

Los diálogos fueron divididos y la primera parte correspondió a las denuncias de los pueblos. Omisión de la comunidad indígena, megaproyectos, ecocidio e inseguridad fueron los temas prevalecientes en el auditorio Emiliano Zapata que comunidades como Tenextepango, San Juan Ahuhueyo, Huexca, Amilcingo, Coajomulco, San Miguel 30, de los municipios de Ayala, Temoac, Yecapixtla, Huitzilac, Tlaltizapan, respectivamente, así como Temixco, Tepoztlán, Miacatlán y Cuernavaca entre otras.

Ahí expusieron sus problemáticas, como el caso de la minería a tajo abierto que comprendía los pueblos de Alpuyeca, Miacatlán y Xochicalco, proyecto denominado “Mina Esperanza, Tetlama Morelos”, el cual abarcaba 16 mil hectáreas, afectando, de primera instancia, a 16 comunidades, pero que, con los ácidos y demás sustancias tóxicas usadas para la extracción y lavado de oro y plata, como cianuro.

Don Juan, del poblado de Tetlama, explicó sobre el impacto ambiental y de salud de los morelenses, “en tan sólo tres horas la nube contaminante por los desechos de la mina cubrirían la superficie de Morelos, porque está ubicada en medio del estado”.

Ana Isabel Mirón, del Movimiento Morelense contra las Concesiones Mineras, dijo que a pesar de ser un movimiento muy reciente, de formación en abril de 2013, para junio del mismo año presentaron su denuncia ante Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por lo que el proyecto fue detenido.

Ahí mismo, Mirón pidió a la Universidad “que los diálogos sean permanentes para estar enterados, a tiempo, de lo que aqueja a las comunidades, y con apoyo jurídico y científico, refutar los proyectos que los gobiernos quieren imponer”.

De igual modo, Guillermo Hernández, de la Coordinadora de Grupos Culturales, Indígenas y Populares, llamó a la unión en un gran frente, “hay comunidades que no se enteraron de estos Diálogos o no pudieron trasladarse, por lo que es necesario, en primera instancia, hacer frentes regionales para una reunión estatal que aglutine las problemáticas y la forma de enfrentarlas”.

El rector Alejandro Vera explicó que será la próxima semana, a más tardar 15 días, que con lo expuesto en la presente jornada, se haga una relación de las problemáticas, así como su coincidencia, para que Pueblos y Universidad hagan un pronunciamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.