Redacción SL

Cuernavaca, Mor., 1 de julio.- El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, celebró la captura de Santiago Mazarí Hernández, líder del cartel de Los Rojos, por fuerzas federales en el municipio de Leonardo Bravo, zona serrana de Guerrero. El Carrete, también conocido como “El Ocho de Sonoita” y “El Señor de los Caballos”, carga a cuestas más de 15 averiguaciones por distintos delitos de orden federal y estatal.

Blanco Bravo reconoció el trabajo coordinado entre la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de la Marina (Semar), que dio como resultado “este certero y duro golpe contra la delincuencia organizada, la cual ha dañado tanto a la sociedad”, citó.

En un comunicado el gobernador de Morelos sostuvo que Mazarí Hernández era buscado por ser uno de los principales generadores de violencia en los estados de Guerrero y Morelos, y fue aprehendido junto a otra persona identificada como Marcos “N”, presuntamente su principal operador, según el reporte de fuerzas federales.

El mandatario estatal afirmó que a través de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, coordinada por los gobiernos de Morelos y México, se mantiene total disposición de colaborar en este tipo de estrategias que buscan regresar la seguridad a la entidad.

Aprovechó para exhortar a la ciudadanía a colaborar en la prevención de la violencia en la entidad, a través de la denuncia anónima al teléfono 089, así como por medio del Segurichat, herramienta tecnológica coordinada por la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES).

Por la tarde el Jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, afirmó que el enfrentamiento que sostenía Santiago Mazari con supuestos grupos contrarios en la sierra de Guerrero, no tenía consecuencias directas en el Estado de Morelos.

Para esa hora Sanz Rivera se reservó datos oficiales sobre la detención, persecución o muerte de Mazarí Hernández, pero pidió a los morelenses mantener la calma porque, dijo, de acuerdo con los informes de inteligencia tanto federales como de la entidad vecina, no hay riesgo inminente en Morelos de ataques como “revancha”.

Por