Gobierno de Jesús Corona gastó un presupuesto millonario y solo aplicó agua con cloro a calles del Centro de Cuautla.

La columna de Andrés Salas

El 19 de marzo de 2020, llegó a Morelos el primer caso por coronavirus al estado de Morelos, las alertas sanitarias en los municipios se encendieron, Cuautla se preparaba para un fuerte embate, pues la cercanía con la Ciudad de México, la hacia mas propensa a sufrir los primeros casos. El presidente municipal, entonces Jesús Corona Damián y actual candidato a la alcaldía, decidió establecer acciones inmediatas para evitar un golpe fuerte en casos de covid19.

Mediante la creación de un comité de salud municipal, determinó el cierre de negocios en su totalidad, permitiendo únicamente, que establecimientos de primera necesidad operaran con restricciones. Sin embargo, bares, antros y hasta gimnasios, operaron de manera discreta con el visto bueno del presidente municipal Jesús Corona Damián.

Cuando el gobierno del estado de Morelos, descubrió lo que Corona Damián realizaba, decidió intervenir, pero en la ciudad ya había un contagio por covid19 masivo y afectando a cientos de familias, pero, sobre todo, haciendo que decenas de personas con alguna comorbilidad perdieran la vida días después de su contagio.

Ahí surgió el video en el que Cuautla se hizo viral, me refiero a aquel donde Delfino Morales “Chuponsito” quien era el director de industria y comercio y desde una patrulla, reprendía a la gente que salía a las calles con el mensaje: “A todos los extraterrestres que están en la calle, favor de regresar a sus casas, sabemos que a ustedes no les pasa nada, pero los humanos tenemos miedo a infectarnos”.

Jesús Corona Damián, fue reprendido en distintas ocasiones, no solo por el gobierno estatal, sino por el gobierno federal. El caos era tan grande en Cuautla, que los ciudadanos estaban preocupados no solo por la pandemia, sino por el que iban a comer, sin embargo, el gobierno municipal solo otorgaba cubrebocas adquiridos a un precio alto.

Una mañana, Jesús Corona Damián, decidió comprar 2 módulos de enlonados y tras pedir permiso a la empresa Soriana, las colocó, diciendo, primeramente, que sería un hospital temporal, sin embargo, las autoridades sanitarias señalaron que no cumplían con las mínimas condiciones de higiene, por lo que, a Corona no le quedó de otra más que cambiar el discurso y mencionar que serían módulos de descanso para familiares de los enfermos, sin embargo, tampoco funcionaron, pues el calor impidió que estas fueran utilizadas.

Millones de pesos utilizó Jesús Corona, del presupuesto municipal, sin embargo, sus acciones no funcionaron para nada. Hoy, Corona Damián es candidato a la presidencia municipal y pregonó durante su campaña que había realizado las mejores acciones durante la pandemia, se le olvidó que hasta a un empleado de una pizzería golpearon en el mercado nuevo por querer salvar el negocio donde laboraba. Pero ya lo decía mi abuelita: “Que me cuentas a mí que se tu historia”, que tengan un excelente día.

Por