Redacción SL

Cuernavaca, Morelos, 16 de abril.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) canceló temporalmente un predio que pretendía ser explotado para extraer piedra, sin contar con los permisos, en Yautepec.

A través de un comunicado, la Procuraduría federal impuso la sanción al predio inspeccionado para evitar mayores daños a los terrenos forestales del Ejido de Yautepec, por no contar con la autorización expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) del Cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

Fue a través de una denuncia ciudadana que la Profepa realizó una inspección en el paraje denominado “Jagüey Seco,” donde detectó la remoción total de la vegetación de selva baja caducifolia con maquinaria pesada, afectándose una superficie de 20 mil metros cuadrados, además de una brecha de 78 metros de largo por siete de ancho, que pasa por otros predios cubiertos con vegetación forestal.

La vegetación afectada corresponde a ejemplares comúnmente conocidos como: cubata, cazahuate, tehuixtle, pochote, guayacán y palo Brasil, así como vegetación arbustiva como chapulixtle y matarrata.

Acorde al artículo 161 fracción II de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), se impuso como medida de seguridad la clausura total temporal de las actividades realizadas en el predio y los presuntos responsables podrán hacerse acreedores a una multa por el equivalente de 100 hasta 20 mil Unidades de Medida y Actualización vigentes, de acuerdo a lo establecido en el artículo 165, fracción II,  en relación con el artículo 163, fracciones I y VII, de la misma Ley, independientemente de las sanciones penales que resulten.

El Código Penal Federal en su artículo 418 establece una pena de 6 meses a 9 años de prisión a quien desmonte o destruya la vegetación natural, corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, o cambie el uso del suelo forestal sin contar con la autorización correspondiente.

Por