Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 4 de enero.- El segundo año de gestión del alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo, recaudó más de 27 millones de pesos por pago de multas y servicios de corralón, principalmente por estacionarse en guarnición roja, hablar por teléfono y falta de uso de cinturón de seguridad.

El reporte de la Dirección General de Policía Vial señala que durante los primeros 10 meses del 2017 se emitieron 56 mil 614 multas a conductores infractores del reglamento de tránsito, por lo cual el municipio captó 27 millones, 355 mil 776 pesos a través de los pagos realizados ante la Tesorería municipal.

Las infracciones fueron por no respetar señal de alto, falta de cinturón de seguridad, estacionarse en guarnición roja, estacionarse sobre la banqueta, exceso de velocidad; hablar por celular y conducir con aliento alcohólico.

Por estacionarse en franja roja, el municipio reportó 10 mil 993 multas, por manejar sin el cinturón de seguridad 5 mil 262, hablar por teléfono celular mientras conducen realizó 3 mil 433 infracciones; 3 mil 370 por obstruir la circulación y 2 mil 781 por no respetar la señal de alto.

El segundo informe de Cuauhtémoc Blanco refiere que en 2017 hubo una reducción del 35 por ciento de personas lesionadas por percances a bordo de vehículos automotores, y una reducción en muertes de personas por hechos de tránsito en 83 por ciento, respecto al 2016. También reportó 47 casos de personas que circulaban por las calles de la ciudad con aliento alcohólico.

En 2017 también se llevaron a cabo 3 mil 685 remisiones al juez cívico por alteración al orden público, ingerir bebidas alcohólicas en vía pública, inhalar solventes en vía pública, atentar contra la salud pública, entre otros.

Por