Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 2 de diciembre.- El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, declaró que el déficit financiero que enfrenta la universidad obedece a que el 60% del presupuesto se aplica al pago de pensiones, jubilaciones e impuestos de cuotas obrero-patronal, por lo que en dos años será inoperante.

El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) explicó que este año iniciaron operaciones con un déficit de 400 millones de pesos, pero además las 10 jubilaciones contempladas anualmente se incrementaron hasta 100 en los últimos dos meses, lo que impidió terminar el año con finanzas sanas.

“El sistema de jubilaciones y pensiones hace insostenible la situación financiera de la UAEM, lo que no permitió llegar al fin del año con la solvencia económica requerida”, señaló.

Dicha situación ocasionó un déficit de 600 millones de pesos pero con la aplicación de un sistema de gratificación y de estímulo a la permanencia laboral,  permitió reducir el adeudo de 600 a 300 millones, los cuales serán cubiertos de manera tripartita, es decir, 100 millones del Ejecutivo estatal, 100 millones por la federación y los otros 100 en recursos que están generando, afirmó.

“Somos de las instituciones que autogeneramos recursos importantes para subsistir”, presumió.

Vera Jiménez explicó que son 6 mil trabajadores que cuestan a la máxima casa de estudios 150 millones de los mil 500 millones que les asignaron este año, aunque sus egresos ascienden a 2 mil millones de pesos.

Además, este año, continuó, incrementaron en un 50% la matrícula y construyeron 50 mil metros cuadrados de espacios áulicos y académicos; el pago de aguinaldos es de 90 días y no sólo 40 como contempla la federación.

Dijo que como parte del ajuste eliminaron las pensiones y jubilaciones de trabajadores de confianza y de funcionarios, salvo aquellos que ya estaban bajo ese régimen, prácticamente se congelaron esas plazas y se reasignaron funciones.

El rector lamentó que el sistema de jubilaciones tenga colapsado al país y adelantó que para 2016 las autoridades universitarias, el Ejecutivo estatal, el Legislativo y los sindicatos se sentarán a una mesa de diálogo para escuchar propuestas que cambien dicho sistema y dejen de anquilosar a las instituciones.

“Sólo en el estado de Jalisco hay 16 universidades que amagaron ya con un paro laboral ante la necesidad de reformar el sistema; aquí en Morelos se desechó una propuesta que los legisladores dejaron a un lado porque los sindicatos no quieren perder sus derechos”, pero es un paso que se debe dar, finalizó.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo