La detección oportuna, atención médica y tratamiento eficaz fueron factores esenciales para mantener una vida saludable

Como parte de la conmemoración del Día Mundial del Superviviente de Cáncer, Adela Torres Díaz, compartió cómo enfrentó el cáncer de mama y la atención, tratamiento y acompañamiento que recibió de Servicios de Salud de Morelos (SSM).

Adela, de 48 años y residente de la colonia Atlacomulco, del municipio de Jiutepec, indicó que le fue detectado de manera oportuna, lo que ha permitido contar con el servicio necesario, “es difícil, pero no imposible, me siento bendecida por recibir todo el apoyo del hospital y mi familia”, expresó.

“Estoy en chequeo, lo que le llaman revisión, ya llevo cinco meses y, pues voy bien, me hicieron mi último estudio de tomografía con contraste y gracias a Dios todo ha salido muy bien”, dijo.

La señora Adela, madre de dos mujeres y un hombre, manifestó que logró salir con el respaldo principalmente de su esposo y algunos familiares que apoyaron para hacer frente la enfermedad.

Por un año y ocho meses, fue sometida a tratamiento desde la detección oportuna, ultrasonidos y biopsia, diagnóstico, seguimiento psicológico personal y familiar, cirugía conservadora en el seno izquierdo que extirpó el tumor, quimioterapias, radiaciones, vacunas trastuzumab y estudios de seguimiento que confirmaron que se encuentra sana.

Adela, invitó a las mujeres de más de 40 años de edad a mantenerse atentas a su estado de salud y realizar la mastografía una vez al año, porque el cáncer de mama es curable si se detecta a tiempo.

Por