Por Oswald Alonso

Como ya lo dijo Rubén Vázquez, profesor en la Universidad Iberoamericana en la cátedra de Comunicación, las redes sociales no sólo son un excelente medio de comunicación, sino también una herramienta que construye democracia.

El planteamiento cobra particular importancia en el caso de Morelos por lo que ocurrió la semana pasada en Europa. Un investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), viajó  a España para presentar una tesis sobre el gobernador Graco Ramírez.

Llevó a discusión internacional el hecho de cómo dos tuits del político mexicano de izquierda Graco Ramírez, lo han puesto en tela de juicio durante casi dos años, sobre todo cuando en los mensajes prometió dos circunstancias que no se cumplieron.

Él plantea que, tan poderosas son las redes sociales que, a la fecha ninguna estrategia de comunicación social –si la ha habido- ha podido mermar el impacto negativo de esos sencillos pero devastadores mensajes en la red social.

¿De qué mensajes estamos hablando? son dos: el 19 de febrero del año 2013, ya en funciones de gobernador, esto tuiteo desde su cuenta “Recuperaremos la paz y la seguridad en Morelos. Haremos en 18 meses lo que no se hizo en 18 años. Nueva Visión.”.

El 5 de junio del 2012, en campaña a la gubernatura, Graco prometió vía tuit: “Cada dos años como gobernador de Morelos me someteré a votación para que la gente decida si me quedo o me voy. Habrá revocación de mandato”.

Ha pasado mucho tiempo de los mensajes pero están tan vigentes en la memoria colectiva. Parte de la tesis del investigador es la interrogante del ¿por qué incumplió el político mexicano sus promesas?

Desde luego integra lo complejo que es el tema de la inseguridad en nuestro país, pero también razona lo que podría ser parte de un modelo de gobierno donde la política pública, la democracia y transparencia, es un espejismo.

El trabajo presentado en España, utiliza suficiente espacio en razonar el desinterés, descuido, o mala estrategia por parte de los responsables de la imagen de Graco. Supone que casi dos años después de los mensajes siguen causando un efecto devastador en su imagen sin que nadie haga algo por frenar su avance.

A su regreso de Europa, sabremos más del documento pero sobre todo que manifestaron los expertos del mundo sobre el caso Graco.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo