Por FERNANDO FRANCO / eleconomista.com

Quintana Roo, Baja California, Chihuahua, Hidalgo, Morelos y Oaxaca fueron los estados que sufrieron un recorte de su calificación crediticia durante el 2014, debido a la debilidad de sus finanzas públicas, de acuerdo con aregional.

De estos seis estados, Quintana Roo fue el más castigado por las agencias, al ser el único que recibió dos ajustes a la baja por parte de Fitch Ratings y HR Ratings, originado por un elevado nivel de endeudamiento y apalancamiento.

“Quintana Roo presentó recurrentes desequilibrios primarios, ocasionados por una baja dinámica en la recaudación de ingresos estatales, aunado a un alto crecimiento del gasto corriente y crecientes niveles de endeudamiento”, destacó la consultoría.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la deuda quintanarroense ascendió a 18,480 millones de pesos a septiembre del 2014 (último dato disponible), lo que representó un aumento de 4% con respecto al 2013.

Sus pasivos apenas representan 3.8% de las obligaciones netas de estados y municipios; sin embargo, el problema es el tamaño con respecto a las participaciones y el Producto Interno Bruto (PIB) local.

Con respecto a las participaciones que recibe del gobierno federal (Ramo 28), su endeudamiento representó 249% a septiembre, el segundo nivel más alto a nivel interestatal, sólo después de Coahuila. Ahora bien, con respecto al PIB es de 70.4%, también el segundo nivel más elevado.

Arcas débiles

Baja California sufrió un revés de Moody’s, que recortó su calificación por “grandes” déficits, débil posición de liquidez y su creciente deuda.

Fitch evaluó a Chihuahua con una tendencia decreciente en los niveles de ahorro interno (flujo disponible para realizar inversión y pagar el servicio de la deuda). En tanto, Standard and Poor’s (S&P) bajó la nota crediticia de Hidalgo, por un elevado gasto operativo y un deterioro en su desempeño presupuestal.

Moody’s argumentó, por su parte, que Morelos tiene bajos niveles de liquidez y un aumento acelerado de deuda, mientras que HR Ratings afirmó que Oaxaca tiene limitada flexibilidad financiera y una tendencia creciente en su endeudamiento.

“Es importante que estas (seis) entidades implementen a la brevedad planes de ajuste fiscal, que les ayuden a controlar sus gastos operacionales y mejorar su posición de liquidez financiera”.

Asimismo, agregó en el documento “Se deterioran calificaciones crediticias de seis estados”, que es recomendable que incrementen su recaudación de ingresos propios mediante la actualización de sus padrones estatales o mediante la inclusión de nuevos tributos.

Actividad 2014

Durante el 2014, las cuatro agencias calificadoras de evaluación a los gobiernos estatales realizaron 120 acciones de evaluación, de las cuales 65 fueron ratificaciones; 27 cambios de perspectiva negativa; 16 alzas de calificación; siete bajas; cuatro asignaciones de evaluación y un retiro.

Calificación crediticia

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo