Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 1 de marzo.- Vecinos de la colonia Emiliano Zapata del municipio de Jojutla, de la llamada zona cero tras el terremoto de 7.1 grados, se manifestaron  en las instalaciones de la delegación de la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), para denunciar  el faltante de recursos económicos para la reedificación de sus viviendas.

Leonila Espinal Campos, una de las damnificadas, acusó que a más de cinco meses de la tragedia, que cobró la vida de más de 80 personas en el estado, los afectados de la Zapata permanezcan en las  carpas donadas por otros países y por el gobierno federal ante la falta de certeza por los recursos públicos destinados para la reconstrucción de sus viviendas. Los inconformes instalaron un plantón en las oficinas federales.

En respuesta a la protesta, Alberto Bonilla Ramírez, coordinador del Programa de Infraestructura de Sedatu, aseguró que los damnificados con daño parcial en sus viviendas en Morelos, 9 mil 797 según el censo del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) fue cubierto al 100 por ciento con 15 mil pesos a cada uno.

Sobre los damnificados con daño total, abundó, son 120 mil pesos que deben recibir 6 mil 104 beneficiarios, recurso que debe entregar el gobierno federal, el 75%, 90 mil pesos, los 30 mil pesos restantes deben ser depositados por el estatal.

Y culpó al gobierno estatal del retraso en la entrega del recursos: “Sedatu entregó ya 40 mil pesos para materiales en una tarjeta y 25 mil en efectivo en una segunda tarjeta, si no entrega el resto es porque el gobierno del Estado debe asumir el compromiso firmado y depositar el 25% que le corresponde”, señaló el director.

Los damnificados exigieron hablar con el delegado Ángel Rodrigo Peña Zepeda, pero la demanda fue rechazada por el personal bajo el argumento de que éste se encontraba en la Ciudad de México.

“Ninguna autoridad se hace responsable. Aquí (en Sedatu) nos dicen que hablemos con el municipio. Casi a diario el alcalde Alfonso de Jesús Sotelo Martínez nos recibe pero él responsabiliza a la federación. Luego el argumento cambia a que hablemos con el gobierno del Estado, pero tampoco resuelve nada”, acusó Espinal Campos quien relató que habitar en las carpas de plástico es “inhumano”, debido al calor, el polvo y la falta de seguridad con respecto a sus personas y sus pertenencias.

Los afectados fueron acompañados por Javier López, a nombre del diputado federal Javier Bolaños Aguilar, quien emitió un comunicado a través del cual señaló que los oriundos de Jojutla permanecerán en plantón al interior de las instalaciones de la Sedatu, hasta que el delegado los reciba y les dé una respuesta sobre la falta de entrega de los recursos que les ofreció entregar el presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Al respecto, abundó el documento, el diputado Bolaños Aguilar reprochó desde la Cámara de diputados que a la tragedia del 19 de septiembre se le tenga  que sumar ahora la tragedia por la falta de pago a los damnificados.

Por