Por Antonella Ladino

 Cuernavaca, Mor., 22 de diciembre.- Por segundo día consecutivo, trabajadores del ayuntamiento de Emiliano Zapata paralizan el Centro Histórico de la capital en demanda del pago de sus quincenas y aguinaldo.

 “Se acercan las fiestas decembrinas y no tenemos dinero para llevar algo de comer a nuestras familias, ni para un regalo”, expuso Edgar Cruz Beltrán, trabajador del Sistema Integral para la Familia del municipio quien junto con docenas de sus compañeros cierran las calles Galeana y  con Rayón.

Los empleados aseguran que el ayuntamiento les debe varias quincenas atrasadas, además del aguinaldo de 2014, tampoco ha pagado el de este año. Desde ayer lunes los trabajadores instalaron una mesa de trabajo con funcionarios de la Secretaría del Trabajo del Estado, en la que acudirían representantes del ayuntamiento. Sin embargo, no acudieron al encuentro de este martes, en respuesta reactivaron sus protestas.

Acusaron que la alcaldesa de Emiliano Zapata, Olga Castillo Montesinos, se niega atender sus demandas,  “sabemos que está en su oficina pero cuando la buscamos nos dicen que no está”, acusaron los empleados.

“Ya son muchos días de hacer manifestaciones, pero creemos que es la única manera de ser escuchados, nuestras familias tienen que comer, y si no nos pagan tendremos que venir a manifestarnos con nuestros hijos a ver si así nos escuchan las autoridades”, destacó Estefanía Ortega. El bloqueo persiste.

Por la mañana también profesores de escuelas técnicas realizaron una protesta en las inmediaciones de la residencia oficial del gobernador Graco Ramírez para exigir el pago de su aguinaldo.

Un grupo de granaderos evitó que llegaran a la residencia oficial localizada en la colonia Vista Hermosa. Más tarde se trasladaron a la sede del Poder Ejecutivo, donde se reúnen con funcionarios de la Secretaría de Educación.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo