Por Oswald Alonso

CUERNAVACA, Mor. 9 de septiembre.- La última etapa de construcción del Distribuidor Palmira, al sur de la ciudad, será la más complicada porque es necesario el cierre casi total de la Autopista México-Acapulco, dijo el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), José Luis Alarcón Ezeta.

Cuestionado sobre las razones de la suspensión de los trabajos en la obra,  respondió que después del puente vacacional reiniciarán la obra pero advirtió que la última etapa será la más complicada porque cerrarán tres de los cuatro carriles de la autopista por donde circulan alrededor de 120 mil autos diarios, en promedio.

Alarcón Ezeta es el tercer director de la SCT que tiene bajo su cargo esta obra comenzada desde el sexenio del pancista Marco Adame Castillo, cuya conclusión ha sido prorrogada debido a presuntas irregularidades en la aplicación de los recursos, adeudos con empresas proveedoras y mala planeación.

Se trata de un distribuidor vial que se encuentra en el principal acceso a Cuernavaca para aquellos que viajan de Acapulco y que pretenden dirigirse hacia el centro de Cuernavaca o pasar de largo hacia la ciudad de México. Es un entronque obligado.

En este sentido, el director de la SCT en Morelos aceptó un retraso adicional en la entrega de la obra pero confió en que para noviembre todo será terminado.

Por lo pronto informó que después del periodo vacacional de septiembre reiniciarán los trabajos con la rampa que caerá en los carriles centrales de la  autopista.

Precisamente en ese lugar viene lo complejo, dijo, porque será necesario bajar el nivel de la carretera ya que “dejarlo como está no cabrían los camiones”, dijo.

“Probablemente tengamos un solo carril,  entonces estamos haciendo todo un plan de ingeniería de tránsito para ver si podemos meter un carril en contraflujo,  sabemos que es complicado por la cantidad de vehículos que van a pasar por ahí”, explicó el delegado de SCT.

Por su parte el edil de Cuernavaca, Jorge Morales Barud, dijo estar sorprendido del anuncio que hizo la SCT ya que no le han informado de los cierres que realizarán en tres  semanas. Anunció que buscará reunirse con funcionarios de la dependencia federal para trazar una estrategia vial que afecte lo menos posible a los que transiten por esa vía de comunicación.

El gobernador Graco Ranírez, se ha quejado en diversas  ocasiones de lo irresponsables de la administración del presidente Felipe Calderón, al pagar por adelantada una obra cuyo retraso excede por mucho lo acordado en el contrato.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo