La paz en Morelos se construye con las y los morelenses.

Para pacificar al estado de Morelos, y poder rescatarlo de la emergencia, como lo exigen las familias morelenses, se requiere de voluntad y carácter, señaló la senadora Lucy Meza, al sostener que es prioritario recuperar la paz, para detonar el desarrollo social y económico del estado.

La también experta en seguridad, aseguró que la paz es un derecho humano universal, que garantiza a las y los morelenses vivir en orden y como personas libres, que da certidumbre de movilidad y que asegura el respeto por la vida. “La paz es necesaria para que un pueblo se desarrolle con civilidad, en armonía y prosperidad”, comentó.

Lucy Meza sostuvo que en los Foros Ciudadanos Legislativos se ha reconocido que hay intranquilidad colectiva, que hay conflictos sociales, que hay guerras entre entidades del poder.

También que la impunidad se ha antepuesto a la justicia y que la violencia se impone al respeto de la integridad de las personas.

“En Morelos, la ausencia de paz social ha generado peligro, miedo y desorden, ha provocado impunidad y la auto suspensión de los derechos individuales que ya se han colectivizado. Por ello es urgente llamar a las y los morelenses, para reconstruir la paz como única condición para recuperar valores superiores como la justicia, la libertad, la vida y la prosperidad”, advirtió.

La senadora morelense, quien fue la primera en lanzar un manifiesto por la paz, junto con la sociedad civil morelense, aseguró que para que vuelva la paz al estado, es necesario comprender la complejidad social y económica de cada región del estado, además de comprender a fondo a cada uno de sus municipios y sus habitantes.

Lucy Meza dijo, convencida, que para restaurar la paz en Morelos, es imperativo tener mano dura, determinación y la habilidad de coordinarse eficazmente con los tres niveles de gobierno y, de esa manera, poder enfrentar a quienes han causado un daño terrible a los morelenses.

Destacó que la paz en Morelos se construye involucrando activamente a las y los morelenses en el proceso. “Es esencial trabajar de la mano con la comunidad, entendiendo sus necesidades y prioridades, para construir una paz genuina y duradera en el estado. Nadie que venga de fuera podrá decirnos cómo atender la problemática de la seguridad, porque no conocen ni aman a Morelos”, finalizó.

Por